Un estudio asegura que uno de cada tres trabajadores muestra síntomas de pérdida auditiva
Uno de cada tres trabajadores padece pérdida auditiva
06/05/2015
El exceso de ruido es sin duda uno de los riesgos laborales más extendido y peligroso. La consecuencia de no tomar medidas o de tomarlas de forma no periódica provoca que más del 30% de los trabajadores muestren síntomas de pérdida auditiva. Estos datos se extraen de un informe realizado por la Sociedad de Prevención de Fremap. Este estudio señala además que hasta un 56% de las recomendaciones sobre el puesto de trabajo que se hacen a los trabajadores en los reconocimientos están relacionados con la protección auditiva. Los expertos, empezando por la OMS, recuerdan que la exposición durante ocho horas diarias a ruidos por encima de 85/90 dB es peligrosa para el oído. Si esta exposición no es continuada el oído es capaz de recuperarse después de unas horas lejos de esos niveles. Sin embargo, si pasan más de 12 meses en los que el trabajador está expuesto permanentemente a esos niveles de ruido, la recuperación no es completa, ya que daña las células ciliadas de la cóclea, parte del oído interno, lo que podría llegar a provocar incluso sordera. Esta sobreexposición al ruido puede conllevar más riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores. En este sentido está demostrado que la contaminación acústica tiene efectos sobre el sistema cardiovascular, que libera catecolaminas y aumenta la tensión arterial; puede causar estrés relacionado con el trabajo; y, en los casos más graves, un aumento del riesgo de accidente, ya que los altos niveles de ruido dificultan la comunicación y el estado de atención.


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest