En menos de una década se ha producido un incremento del 12% en el numero de nuevos casos

En el año 2020 habrá en España 246.713 casos nuevos de cáncer, de los que 97.715 serán mujeres y 148.998 varones. Así lo refleja el Informe SEOM “Las cifras del cáncer en España 2016”, un documento que aunque no presenta nuevos datos sobre el cáncer en España, ya que son de 2012 y ya se reportaron el pasado año, sí hace un estimación de lo que será el cáncer en nuestro país dentro de cinco años.

De los 215.534 diagnósticos nuevos al año en 2012 en España, se habría pasado a los 227.076 diagnósticos en 2015, cifra estimada por la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC) en 2012, y se alcanzarán los 246.713 casos nuevos en 2020, lo que supone un incremento de un 12,6% (31.179 casos nuevos) en menos de una década. Las cifras en España son similares a los países de nuestro entorno más directo.

Los datos confirman algo que ya se sabía: una tercera parte de la población española padecerá cáncer en algún momento de su vida. Pero además muestran que la enfermedad va en aumento debido especialmente a factores como el envejecimiento de la población, según señaló Miguel Martín, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Hasta ahora, comentó, estos datos se explicaban por el incremento de la población, la eficacia de las técnicas de diagnóstico precoz (cribado) y los hábitos de vida. Pero ahora, cada vez cobra más relevancia un nuevo aspecto: el envejecimiento de la población. La relación entre edad y cáncer es un hecho: a medida que la persona envejece adquiere más riesgo de padecer cáncer. Así en nuestro país en 2015 por primera vez se han registrado más defunciones que nacimientos: 250.000 personas han fallecido y solo 230.000 nacimientos.

En cuanto a la mortalidad, los datos muestran que en 2012 fallecieron 102.762 personas (63.579 varones y 39.183 mujeres). Y considerando las estimaciones poblacionales de Naciones Unidas, se calcula que en 2020 117.859 personas fallecerán por cáncer en España (73.424 varones y 44.435 mujeres). De acuerdo con los datos de la Red Española de Registros de Cáncer, el cáncer es ya la segunda causa de muerte después de las enfermedades del aparato circulatorio en la población general española y la primera causa de muerte en varones en España. En 2012, 3 de cada 10 muertes en varones y 2 de cada 10 en mujeres fueron a causa del cáncer.

En este sentido, un estudio llevado a cabo por el Instituto Mario Negri de Investigación Farmacológica en Milán (Italia) y publicado en la revista Annals of Oncology, señalaba hace unos días que se está produciendo un descenso en la tasa de mortalidad por cáncer en Europa. Como resultado de este descenso, señalaba el informe, en 2016 fallecerán por cáncer 133,5 de cada 100.000 varones y 85,2 de cada 100.000 mujeres de la UE. Sin embargo, y dado el ya citado progresivo envejecimiento poblacional y el incremento de la cifra de habitantes, los números absolutos de fallecimientos crecerán con respecto a hace cinco años: 753.600 varones –por 734.259 en 2011 – y de 605.900 mujeres –frente a 580.528 en 2011–. En total, un aumento del 3%.

El estudio ha analizado la mortalidad asociada al cáncer tanto en la UE28 en su conjunto como en los seis países con mayor población: Alemania, España, Francia, Italia Polonia y Reino Unido. Concretamente, los autores analizaron tanto el índice de mortalidad del cáncer en general como las tasas atribuibles a los distintos tipos de leucemia y a los tumores de páncreas, pulmón, próstata, útero, mama, estómago y colorrectal.

Los resultados muestran que, en el caso de las mujeres y sin contar las leucemias, los máximos descensos en la mortalidad en los últimos cinco años se observan en el cáncer de mama (-8%) y en el colorrectal (-7%). Por el contrario, también se constata el aumento en la tasa de mortalidad del cáncer de páncreas (4%) y, sobre todo, de pulmón (5%).

Y de los cánceres, los más mortales fueron en 2012 el de pulmón (21.118 muertes) y el de colon (14.700), seguidos a una gran distancia del de mama (6.075 muertes), páncreas (5.720 casos) y próstata (5.481 muertes). «Los cánceres de páncreas, estómago y pulmón son los más difíciles de curar, ya que es difícil encontrarlos en fase operable, por ello se han estancado las cifras en estos tipos de cáncer», matizó Martín. Aunque, añadió, afortunadamente entre el 60% y el 65% de los cánceres se cura.

Sin embargo, y pese a que las cifras de mortalidad son muy elevadas, los estudios indican que la supervivencia de los pacientes con cáncer ha aumentado de forma continua en los últimos años en todos los países europeos, especialmente para el linfoma no Hodgkin y el cáncer de recto (en probable relación con los avances en el tratamiento), y para el cáncer de próstata (en probable relación con el diagnóstico precoz). Países de nuestro entorno, como Reino Unido y Europa del Este, presentan aún resultados inferiores en cuanto a supervivencia por algunos tipos de tumores.

En cualquier caso, y uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta dado que podemos incidir sobre ello, es que de acuerdo con los datos publicados por la OMS en su Informe Mundial del Cáncer 2014, alrededor de un tercio de las muertes por cáncer son debidas a causas evitables, incluyendo el tabaco como el factor de riesgo más importante.

Una de las demandas ya históricas de los expertos en cáncer es la existencia de registros que reflejen la situación real del cáncer en España, país donde en pleno siglo XXI no existen registros del cáncer en España. A pesar de ello, Martín señaló que los «datos pueden tener alguna variación porcentual, pero las conclusiones son fiables», pero cree necesario invertirse en estos registros. «Parece que los políticos no consideran la sanidad una prioridad, pero sí que lo es, puesto que conociendo los datos se pueden poner mejores medidas para reducir esta enfermedad».

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest