Todos sabemos lo caros que son los dentistas por lo que es importante cuidar nuestra higiene dental para evitar tener problemas en el futuro. El problema es que tenemos unos hábitos que no son demasiado adecuados; en definitiva, que no cuidamos nuestra boca de la manera en la que deberíamos. Por esta razón te vamos…

Todos sabemos lo caros que son los dentistas por lo que es importante cuidar nuestra higiene dental para evitar tener problemas en el futuro. El problema es que tenemos unos hábitos que no son demasiado adecuados; en definitiva, que no cuidamos nuestra boca de la manera en la que deberíamos.

Por esta razón te vamos a dar una serie de consejos que te van a venir estupendamente para poder empezar a cuidar tu boca a partir de este momento.

Evita algunos alimentos: ¿Sabías que el café, la soja, el vino tinto, la Coca Cola o el tomate pueden manchar tus dientes? Pero no solo de forma temporal, si se consumen con demasiada frecuencia estas manchas pueden ser para siempre. No habrá otra manera de poder eliminar estos restos sin ir a un dentista y pagando el coste correspondiente a ello.

Visitas periódicas: También es muy importante visitar al dentista de manera habitual? no tan solo para embellecer tu sonrisa si no también para detectar cualquier pequeño problema que pueda degenerar en algo mucho más grave. Como se suele decir, hay que visitar al dentista si queremos conservar una buena salud mental.

Estrés: El estrés también es otro de los factores que pueden pasar factura a tus dientes. Muchas personas, cuando se estresan, tienen a rechinar sus dientes lo que puede provocar graves malformaciones respecto a un futuro inmediato. Intenta canalizar tu estrés de otra manera que no pueda afectar a tu salud bucal.

Atención a los malos hábitos: El simple hecho de comerte las uñas o morder un boli también puede deformar tus dientes. Aunque no lo parezca, internamente se están generando pequeñas fracturas y datos de importancia a las articulaciones. Como en el punto anterior, intenta canalizar esos hábitos de otra manera.

Dieta especial: La dieta es muy importante a la hora de mantener una buena salud bucal. Evita consumir azúcares y carbohidratos. Además, sería una buena opción que te decantases por aquellos alimentos ricos en fibra así como determinados frutos secos y productos derivados de los lácteos.

Prótesis o implantes: En el caso de que utilices prótesis o implantes tendrás que llevar todavía más cuidado con tu higiene dental. Tendrás que seguir al pie de la letra las indicaciones que te de tu dentista e informarle sobre cualquier tipo de problema que puedas experimentar.

Pasta dental y cepillos específicos: También tienes que tener en cuenta que no todas las pastas y los cepillos valen para todas las personas. Es posible que tengas una sensibilidad algo elevada y que necesites de productos especiales.

Si sigues estos consejos te garantizamos que conseguirás mantener tu salud mental en perfectas condiciones.

Fuente: Noticias Interesantes



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest