Barata, fácil de usar y rápida. No, no es un nuevo dispositivo electrónico o un detergente para platos sino una prueba médica que logra detectar de forma sencilla la tuberculosis e

Barata, fácil de usar y rápida. No, no es un nuevo dispositivo electrónico o un detergente para platos sino una prueba médica que logra detectar de forma sencilla la tuberculosis en pacientes con VIH. Se trata de un análisis de orina que, gracias a ese diagnóstico, consigue reducir la mortalidad por esta enfermedad respiratoria en esta población de pacientes. Algo verdaderamente valioso para pacientes en países en vías de desarrollo.

La tuberculosis es la principal causa de muerte en personas con sida, tan sólo en 2013 fue responsable de unos 360.000 fallecimientos, principalmente en países con pocos recursos donde la infección no se detecta o se hace tardíamente. Diferentes estudios muestran que esta enfermedad respiratoria es la causa de muerte en casi el 40% de las personas seropositivas.

Sin embargo, los pocos recursos con los que cuentan los hospitales donde se dan la mayoría de casos de VIH y de sida (países en desarrollo), unido al deterioro en que se encuentra estos pacientes cuando la infección por el virus del sida progresa, hacen que el diagnóstico con las pruebas habituales sea muy difícil sino imposible. "Era necesario un test diagnóstico para la tuberculosis que pueda potencialmente minimizar la transmisión de la infección y la mortalidad entre pacientes hospitalizados con avanzada inmunosupresión", señala el trabajo.

El test de orina LAM detecta una molécula glicolípida (lipoarabinomannan) que se asocia a la bacteria responsable de la tuberculosis. Ofrece un resultado en 25 minutos y cuesta en torno a 2,37 euros. Aunque esta prueba de orina no es nueva, lleva varios años evaluándose, su baja sensibilidad (un 46%) ha hecho que algunos hospitales no consideren su uso. Sin embargo, los autores del trabajo que ahora publica la revista The Lancet, sospechaban que esta prueba unida al sistema rutinario de detección de la tuberculosis podría lograr una reducción de la mortalidad en pacientes con infección por VIH avanzada ingresados en un hospital.

Por este motivo, investigadores de diferentes centros médicos, liderados por la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), llevaron a cabo un estudio en 2.528 pacientes con VIH avanzado de 10 hospitales de cuatro países africanos (Sudáfrica, Tanzania, Zambia y Zimbabue). A la mitad de pacientes les realizaron las pruebas de rutina para detectar la tuberculosis junto con el test de orina LAM y a la otra mitad sólo las pruebas habituales.

Ocho semanas después de haber recibido el alta hospitalaria, el 21% (261) de los pacientes en el grupo de LAM había muerto frente al 25% (317) de los enfermos del otro grupo. Una mayor proporción de pacientes del primer grupo había recibido tratamiento gracias al diagnóstico (52%) en comparación con el segundo grupo (47%). Además, el tratamiento se había iniciado antes en el grupo al que se le hizo la prueba de orina (79% frente al 69%).

"Este es el primer ensayo clínico de un test diagnóstico para tuberculosis que muestra una reducción en la mortalidad. El descenso del número de muertes se consigue gracias al test de orina, junto con la rutina empleada para llevarlo a cabo, se logró por una mayor proporción de pacientes que inciaron antes el tratamiento para su tuberculosis", explica uno de los autores del estudio y supervisor del proyecto, el profesor Keertan Dheda de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

"Desde noviembre de 2015, este test de orina está siendo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, la recomendación va condicionada a la voluntad del médico o del sistema sanitario a utilizarla o no. Estos datos hacen más convincente la generalización de esta prueba", explica Dheda.

Por su parte, Andrew Kerkhoff, de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco (Estados Unidos), explica en un comentario que publica The Lancet que este trabajo ofrece la evidencia necesaria de que el test de orina LAM es una prueba eficaz, rápida y de bajo coste para diagnosticar la tuberculosis asociada al VIH. Después de este trabajo y "con el reciente respaldo de la OMS, proponemos que esta prueba debería implementarse en los programas nacionales de tuberculosis del África subsahariana para reducir las mujeres de pacientes hospitalizados por sida".

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest