Tres niños han sido los primeros en ser tratados con esta férula bioreabsorbible y los investigadores creen que podría emplearse en muchos más casos
Una enfermedad que ha estado matando a niños durante generaciones podría por fin tener tratamiento. La solución estaría en el uso de impresora 3D que ha permitido fabricar unos innovadores dispositivos en 3D biorearsorbibles que ayudan a mantener las vías aéreas abiertas y evitan que los niños se asfixien y mueran. Lo explican hoy en «Science Translational Medicine» un equipo de la Universidad del Hospital Infantil CS Mott (EE.UU.). Tres niños han sido los primeros afortunados en beneficiarse de la impresora 3D.
La traqueobroncomalacia es una enfermedad incurable que hace que la tráquea se colapse periódicamente e impide la respiración normal. Esta rara enfermedad afecta a aproximadamente a 1 de cada 2.000 niños de todo el mundo. En los casos más graves, la esperanza de vida es bastante sombría, afirma Glenn Green. Pero el escenario puede cambiar totalmente con el uso de las impresoras 3D para fabricar estos implantes llamados férula de las vías respiratorias. «Esta férula es uno de las primeros implantes médicos impresos en 3D –subraya Green-. De hecho, es el primer implante impreso en 3D específicamente diseñado para cambiar de forma con el tiempo con el fin de permitir el crecimiento de un niño antes de que finalmente se reabsorba y se cure la enfermedad».
Kaiba, Ian y Garret han sido los primeros, pero los investigadores creen que podría beneficiarse muchos más. Kaiba se hizo ‘famoso’ al ser el primer bebé, con apenas 20 meses, al que se implantó el dispositivo. Del éxito de esta intervención, publicada en «NEJM» se beneficiaron Garrett e Ian. Y durante tres años los investigadores han seguido de cerca sus vidas para ver cómo han funcionado las férulas bioreabsorbibles implantadas. Y los resultados han sido muy positivos.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest