Un estudio publicado en PLoS ONE sugiere que la presencia de periodontitis aceleraba el deterioro cognitivo en personas con enfermedad de Alzheimer

Un reciente estudio del Kings College de Londres y de la Universidad de Southampton (Gran Bretaña) ha encontrado una relación entre las enfermedades de las encías y mayores tasas de deterioro cognitivo en las personas con las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer. Aunque resulte, a primera vista, difícil de explicar, investigaciones recientes sugieren que la periodontitis puede favorecer tanto el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, como una progresión más rápida de la misma.

Según David Herrera, por un lado, la enfermedad de Alzheimer es una patología neurodegenerativa cuya prevalencia se incrementa significativamente con la edad. Se caracteriza por inflamación, activación microglial y el aumento de citoquinas proinflamatorias, que resultan en una situación de inflamación en el sistema nervioso central.

Por otro lado, señala Herrera, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) la periodontitis, la enfermedad de las encías más destructiva y responsable de la mayoría de pérdida de dientes en adultos, tiene una alta prevalencia (por ejemplo, 25-40% en adultos en España), que se incrementa con la edad (el 25% previo corresponde a la cohorte 35-44 años y el 40% a los mayores de 65 años). «La periodontitis está causada por bacterias que se sitúan bajo la encía, e inducen inflamación de la misma, con el incremento de citoquinas proinflamatorias a nivel local; sin embargo, las bacterias, sus productos y las citoquinas pueden pasar, por vía sanguínea, al resto del cuerpo, y producen una situación de inflamación generalizada de bajo grado».

Como se puede constatar, apunta Herrera, la inflamación es el aspecto común en ambas enfermedades, y la situación general de inflamación que provoca la periodontitis (que favorece enfermedades cardiovasculares o diabetes), también podría favorecer la enfermedad de Alzheimer o su progresión.

En este contexto, el estudio publicado en «PLoS ONE» sugiere que la presencia de periodontitis aceleraba el deterioro cognitivo en personas con enfermedad de Alzheimer (en fases iniciales). El estudio se realizó con 59 pacientes no fumadores en Southampton (Reino Unido), a los que se evaluó la situación cognitiva mediantes dos escalas diferentes, se tomaron muestras de sangre para analizar la presencia de citoquinas y de anticuerpos frente a bacterias asociadas a la periodontitis, y se hizo un examen completo de la salud de las encías. Todos estos exámenes se repitieron a los 6 meses, aunque en ese momento ya solo se evaluaron 52 pacientes.

El resultado más importante es que en los pacientes que tenían periodontitis (20 de los 52 que terminaron el estudio), el deterioro cognitivo aumentó en 6,1 puntos (escala ADAS-COG), mientras que en los 32 sin periodontitis el cambio fue de tan solo 0,9 puntos. Esto significa 4,9 veces mayor velocidad de deterioro, tras ajustar para edad, sexo y niveles iniciales de deterioro.

El profesor Clive Holmes, autor principal del estudio cree que estos resultados son muy interesantes, aunque advierte que se trata de un estudio pequeño. Sin embargo, advierte, si realmente existe una relación directa entre periodontitis y el deterioro cognitivo, «el tratamiento de la enfermedad de las encías podría ser una posible opción de tratamiento para de alzhéimer».

De similar opinión es David Herrera: «Si la asociación se confirma, se debe plantear valorar la salud periodontal en personas con enfermedad de Alzheimer, pues el tratamiento ayudaría a reducir los niveles de inflamación sistémicos y se podría ralentizar el deterioro cognitivo».

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest