En medio de la epidemia del virus Zika y un gran aumento de casos de microcefalia, los brasileños se enfrentan ahora a otro problema de salud pública: la gripe, que este año se ha

Han sido notificados 305 casos del virus H1N1 y 46 personas han muerto en el país este año

Más información sobre el virus Zika y sus complicaciones

En medio de la epidemia del virus Zika y un gran aumento de casos de microcefalia, los brasileños se enfrentan ahora a otro problema de salud pública: la gripe, que este año se ha adelantado y ha vuelto al país con mucha fuerza.

La cepa que está circulando por este país es la H1N1, también conocida como gripe A, que azotó el país en 2009 cuando fue descubierta. Se esperaba que apareciera a partir de mayo, más cerca del invierno, pero desde el principio de marzo el número de casos registrados no hacen más que aumentar. Desde que empezó el año hasta el 19 de marzo, han sido notificados 305 casos. De este total, 46 han muerto.

El número de infectados y muertos por el virus en el primer trimestre ya es más alto que todos los registros de 2015. En todo el año pasado, 141 brasileños se infectaron y 36 murieron por H1N1.

El infectólogo Alberto Chebabo, del laboratorio Sergio Franco Medicina Diagnóstica, explica que en los últimos años el virus predominante en Brasil era el H3N2. Según este especialista, los virus H1N1 y H3N2 son clasificados como influenza A, pero "el H1N1 puede causar enfermedades más graves, como una neumonía viral".

Tras el brote prematuro de H1N1, el Ministerio de Salud anticipó el calendario de distribución de vacunas en todo el país. Prevista para empezar el 30 de abril, la campaña de inmunización se inicia en algunas ciudades este viernes, 1 de abril.

Sin embargo, mientras no llegan las vacunas, muchos hospitales están colapsados por atender a pacientes con síntomas de la gripe debido a la enorme cantidad de gente en urgencias y utilizan las últimas vacunas del lote del año pasado para proteger a la población. Para el infectólogo Chebabo, "la previsión es que la situación empeore ya que aún no ha empezado el invierno", época en que se produce el aumento de los casos de influenza A. Además, debido a la crisis y a la disminución de inversión en el sistema de salud, algunos estados tienen más dificultad de atender un gran número de personas.

En Sao Paulo, la situación está peor que en otros estados. De las 46 personas que han muerto, 38 eran de este estado. En la ciudad de São Paulo, el centro económico del país, ya son ocho las personas fallecidas. Pero, según el secretario municipal de Salud, Alexandre Padilha, se trata "de un brote de H1N1, no de una epidemia" y añade que siete de los ocho muertos presentaban alguna enfermedad crónica o u otro problema que los dejaban más susceptibles a complicaciones.

Padilha ha anunciado que la anticipación de la llegada de la gripe está "probablemente relacionada a la mayor diseminación del virus en países del hemisferio Norte entre diciembre y marzo", periodo en que muchos brasileños han ido hacia esos países y "trajeron el virus a nuestro país".

El infectólogo Moacyr Silva Junior, del Hospital Israelista Albert Einstein, explica que la mayor parte de los casos de H1N1 son benignos, lo que tiene de diferente de la gripe normal es que los síntomas son más fuertes, que pueden evolucionar porque el paciente no tuvo contacto con el virus antes.

Según los médicos consultados por El Mundo, aún "no hay evidencias científicas que justifiquen la anticipación del virus en el país".

La gripe H1N1 de 2009, apodada también gripe porcina, puso al mundo entero en alerta. El brote fue declarado como una pandemia mundial hasta agosto de 2010. Se extendió por 214 países a nivel mundial y mató a más de 18.000 personas.

México, donde comenzó el brote de H1N1 en 2009, también se enfrenta ahora a un aumento de los casos de H1N1. Desde octubre de 2015 hasta el pasado 25 de marzo de 2016, el país ha registrado 3.545 casos de infectados por H1N1 y al menos han fallecido 278. Las autoridades sanitarias solicitaron a los servicios médicos de todo el país reforzar la vigilancia en sus centros hospitalarios.

Las autoridades sanitarias de México y de Brasil recomiendan que la población se ponga la vacuna, adopte medidas de higiene como lavarse las manos, usen ropas abrigadas en días fríos y, si tienen sospecha de gripe, busquen atención medica inmediatamente.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest