Tener demasiado peso en la cartera puede hacer que los escolares experimenten dolores de espalda debido al esfuerzo que tienen que hacer para llevarla. Este problema es muy grave: se calcula que en algún momento todos los niños lo sufren o lo están sufriendo? y aquí entramos nosotros para poder evitar que la situación se…

Tener demasiado peso en la cartera puede hacer que los escolares experimenten dolores de espalda debido al esfuerzo que tienen que hacer para llevarla. Este problema es muy grave: se calcula que en algún momento todos los niños lo sufren o lo están sufriendo? y aquí entramos nosotros para poder evitar que la situación se siga produciendo.

Según los especialistas el peso que llevarán cada día a clase no debe de exceder el 15% del peso del niño. Algunos van más allá asegurando que no se debería de exceder del 10%.

Elección de la mochila adecuada: Elegir una mochila adecuada será imprescindible para poder repartir del peso de una forma eficiente. Existen algunas que, a pesar de tener varios compartimentos, se unen todos los útiles en uno provocando bultos nada cómodos y completamente antiestéticos.

La mejor idea consiste en ir buscando mochilas hasta encontrar aquella que nos garantice que va a ser respetuosa con su cuerpo al 100%.

Ajustes: Es muy importante que la mochila tenga ajustes firmes con la idea de mantenerla a una distancia de unos 5cm por encima de la cintura. También hay que analizar que el peso esté realmente repartido en las dos correas y no solo en una; de esta forma no se sobrecargará tan solo un hombro.

Controla el tiempo del transporte: Se calcula que no tendrían que llevar la mochila durante más de 15 minutos. Es por ello por lo que si tienen que andar mucho a la hora de ir al colegio quizá sería interesante que la llevases tú un rato.

Así evitarás que generen graves problemas musculares con el paso del tiempo.

Fuente: Noticias Interesantes



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest