Una revisión de 52 estudios dice que tienen cerca de un 40% más de probabilidades desarrollar cáncer de ovario que las mujeres que nunca han recibido THS
La sospecha de que la terapia hormonal sustitutiva (THS), un tratamiento común para la menopausia, puede estar relacionada con un aumento en el riesgo mayor de desarrollar cáncer de ovario parece confirmarse según los datos de un trabajo que se publica en «The Lancet» y que ha revisado 52 estudios epidemiológicos, con un total de 21.488 mujeres con cáncer de ovario, la casi totalidad de América del Norte, Europa y Australia. Sus datos indican que las mujeres que han sido tratadas con THS durante unos pocos años tienen cerca de un 40% más de probabilidades desarrollar cáncer de ovario que las mujeres que nunca han recibido THS. Según Richard Peto, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), «habrá un cáncer de ovario extra por cada 1.000 usuarias y una muerte de más por cada 1.700 usuarias en las mujeres que han recibido THS durante 5 años a partir los 50 años de edad».
A pesar de que el uso de THS disminuyó rápidamente hace aproximadamente una década, dicho descenso se ha estabilizado, y solo en el Reino Unido y EE.UU. hay cerca de 6 millones de mujeres siguen este tratamiento. Además, las directrices existentes de la OMS, en EE.UU. y en Europa sobre THS no mencionan el cáncer de ovario y los estudios previos habían sido demasiado pequeños para evaluar de forma fiable los riesgos de su consumo durante un periodo corto de tiempo.
Lo que ahora publica este grupo internacional, coordinado por la Universidad de Oxford, y en el que han participado más de 100 investigadores de todo el mundo, es el análisis de los datos de los participantes individuales de 52 estudios. Y los resultados han mostrado que hubo un aumento significativo en el riesgo de desarrollar cáncer de ovario en las usuarias actuales o recientes (es decir, las mujeres que habían tomado THS durante los últimos 5 años), y que a pesar de que dicho riesgo se redujo con el tiempo después de interrumpir el tratamiento, aquellas que habían usado THS durante al menos 5 años tenían un leve aumento en el riesgo de cáncer de ovario 10 años más tarde.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest