Un estudio realizado en Estado Unidos muestra que un 12% de las personas que han trabajado en granjas registran una pérdida de audición de hasta 25 decibelios

Trabajar en una granja puede causar pérdida de audición

09/05/2016

Hemos publicado ya diferentes noticias sobre el exceso de ruido que se registra en muchas ciudades. El tráfico y las obras suelen ser dos de los elementos responsables de esta contaminación acústica. Por este motivo, la vida en el campo es menos ruidosa. Pero eso no quita que haya excepciones. Por ejemplo, vivir o trabajar en un granja, pues según un estudio realizado en Estados Unidos, este contexto puede causar pérdida de audición. Según el citado estudio, realizado por el Centro Nacional de Medicina Agrícola de la Fundación de Investigaciones Clínicas de Marshfield, el 12% de las personas que había trabajado o vivido en una granja de Wisconsin durante la década de los 90 mostraba una pérdida auditiva de 25 decibelios (dB). La prueba de audición se realizó a 690 participantes que 16 años atrás habían realizado trabajos o labores en el campo. Según los autores del estudio, esta pérdida de audición se debe al ruido de la maquinaria y los animales. Varios ejemplos ilustrativos: el sonido de los chillidos de los cerdos puede alcanzar un nivel de hasta 130dB, mientras que las secadoras de grano y las motosierras pueden generar ruidos de hasta 110dB.

Fuente: hear-it.org

Fuente: www.viviendoelsonido.com



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest