El trabajo nocturno afecta más negativamente al rendimiento intelectual de las mujeres que al de los hombres.

El trabajo nocturno afecta más negativamente al rendimiento intelectual y al ánimo de las mujeres que al de los hombres.

Un estudio realizado en las instalaciones del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad de Surrey (Reino Unido) ha descubierto que los turnos de noche afectan más negativamente al rendimiento intelectual y el humor de las mujeres que al de los hombres. 

Los investigadores sometieron a 16 hombres y 18 mujeres a jornadas de 28 horas sin los ciclos naturales de luz y oscuridad, lo que desajustó su ciclo circadiano, el reloj biológico que controla nuestros periodos de vigilia y sueño. El efecto era similar al del jet lag tras un largo viaje en avión. 

 

Durante sus periodos de vigilia, los sujetos estudiados pasaban por varias pruebas cada tres horas: exámenes de rendimiento intelectual, memoria y atención, tests de control de las funciones motoras, cuestionarios para medir su estado de ánimo y su nivel de somnolencia... Cuando dormían, se medía su actividad cerebral mediante electroencefalografías (EEG). 

Los resultados revelaron dos cosas: 1) tanto hombres como mujeres decían sentirse más afectados de lo que mostraban las pruebas objetivas de su rendimiento; y 2) el desajuste del ciclo circadiano influía más en ellas: su capacidad cognitiva empeoraba más que la de ellos en las primeras horas de la mañana, es decir, en lo que sería el final del turno de noche. 

La doctora Nayantara Santhi, coautora del estudio, afirma que "hemos demostrado por vez primera que alterar los ritmos biológicos afecta de forma diferente a hombres y mujeres en lo que se refiere a la capacidad cognitiva y el estado de ánimo. Esto sugiere que ellas podrían sufrir más con los turnos de noche".

 

 

Fuente: Muy Interesante



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest