Uno de los deportes más populares y practicados últimamente, es la  escalada. Es una opción muy buena para ponerte en forma, conocer gente  nueva y disfrutar de la naturaleza.

Cada día se abren un mayor número de rocódromos debido a la gran aceptación y el aumento de licencias federativas que está teniendo este deporte. No es de extrañar porque nos aporta unos elevados niveles de tonificación muscular de una manera sana y entretenida.

Por supuesto, antes de empezar cualquier tipo de actividad física, lo más importante es contar con el material adecuado. Por ejemplo, en el deporte de la escalada, además de los elementos de seguridad básicos como cuerdas y arnés, necesitamos disponer de unas zapatillas específicas para escalada, flexibles y de gran agarre, llamadas "pies de gato".

No se trata de un deporte aeróbico ni mucho menos, sino que más bien destaca la resistencia muscular combinada con la técnica. Aún así predominan los siguientes beneficios:

-Incremento de los niveles de fuerza: la cantidad de musculatura activa durante la escalada es bastante amplia. Los principales músculos que trabajan son los antebrazos de manera constante y la mayor parte de la espalda.

-Trabajo de equilibrio: al estar sujetos al agarre de forma constante con el peso de nuestro cuerpo, los músculos estabilizadores trabajan en cada momento mejorando nuestra capacidad de mantener el equilibrio.

-Variedad en tu entrenamiento: sales de la rutina habitual y evitas el estancamiento en tu progresión. Puedes tonificar e incluso adelgazar si es lo que estás buscando a la vez que aprendes un deporte nuevo.

-Quemas calorías: con sólo una hora de actividad se queman de 1000 a 1500 calorías. El doble o el triple que lo que quemas simplemente caminando.

-Mejoras tu concentración: cada movimiento requiere total atención para anticiparte al siguiente. El escalador también repasa mentalmente los movimientos de una subida para llegar pronto a su meta.

Existen diferentes tipos de escalada dependiendo del medio donde se practique (hielo, roca, montaña...), así como según el tipo de material o escalada a realizar (deportiva, libre o clásica) pero todas comparten estos beneficios comunes.

Todo aquel que prueba suele repetir, y es que es un desafío tanto para tu cuerpo como para tu mente. Anímate a probar este deporte y obtén todos los beneficios que te ofrece.

Fuente: Que.es



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest