La cuchilla es el método más rápido y expedito para librarse del vello corporal. Pero, ¿es el método adecuado?

Llegan el buen tiempo y el destape, y con ellos la época de apurar el depilado. Son muchas las opciones que hoy tenemos las mujeres para librarnos del vello corporal. Pero ninguno tan cómodo y rápido como la cuchilla. Eso sí, depilarse con cuchilla tiene también muy mala prensa. Que si salen más pelos, más fuertes... Quizás por eso es una opción que solo emplean de forma habitual el 9% de las mujeres, según un estudio de Veet.

¿Realmente es tan malo como lo pintan? Repasamos algunos de los mitos en torno a la depilación con cuchilla.

NO sale más vello:

Frente a la creencia popular que atribuye a la depilación con cuchilla el crecimiento de más vello los expertos aseguran que no es así: la cuchilla no afecta al folículo piloso, la estructura de la piel donde se concentran las células madre y que da origen al crecimiento del cabello. Lo que sucede es todo el vello sale a la vez y, por eso, da la sensación de que hay más.

Fuente: Que.es



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest