La más alta institución europea contra las drogas ha alertado de un resurgimiento de la droga de diseño MDMA (3,4-metilendioxi-metanfetamina), una droga sintética, que se puede adq

La más alta institución europea contra las drogas ha alertado de un resurgimiento de la droga de diseño MDMA (3,4-metilendioxi-metanfetamina), una droga sintética, que se puede adquirir en tabletas, pastillas y polvo, que parece que se ha convertido en el "estimulante preferido por los jóvenes en Europa".

Así, se desprende del Informe Europeo de Drogas 2016: Tendencias y Desarrollos, presentado por la Agencia sobre drogas de la UE (OEDT) en Lisboa, que deja patente que el mercado de las drogas en Europa sigue siendo resistente y que se ha producido un repunte en las muertes por sobredosis en algunos países y las amenazas planteadas por los mercados de drogas internet.

El Comisario Europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha alertado que "Europa se enfrenta a un problema cada vez mayor con las drogas. Las nuevas sustancias psicotrópicas, estimulantes, la heroína y otros opiáceos siguen siendo en gran demanda y la oferta, con un gran impacto en la salud pública".

El informe pone de relieve la necesidad de una agenda de políticas de drogas de Europa a adoptar un conjunto "más amplio y más complejo" de cuestiones de política que en el pasado. Avramopoulos ha afirmando que desde su organización se "va a seguir pidiendo a las autoridades del Estado miembro de la UE, los terceros países, empresas de Internet y la sociedad civil a redoblar la cooperación en la lucha contra este desafío global".

La organización alerta de que MDMA es cada vez más popular, tanto entre los consumidores establecidos como en una nueva generación de usuarios jóvenes. Denuncia que alrededor de 2,1 millones de adultos jóvenes (15-34 años) declaran haber consumido esta droga en el último año (1,7% de este grupo de edad).

Esta droga tuvo niveles máximos de consumo en la primera mitad de la década de 2000, después se convirtió en una droga en declive de consumo en nichos culturales. Sin embargo, el informe muestra que 9 de cada 12 países presentaron estimaciones muy altas de uso entre los adultos jóvenes con respecto a la encuesta anterior. También hay señales de que no es una droga subcultural, sino que se ha establecido en los locales de ocio, fundamentalmente utilizado por jóvenes en ambientes nocturnos convencionales, tales como bares y fiestas.

El informe confirma por tanto el regreso de MDMA, sobre todo el "éxtasis", y lo asocia al desarrollo de métodos innovadores de obtención de MDMA, nuevas técnicas de producción y suministro en línea. Concretamente, alerta de instalaciones de producción a gran escala, por ejemplo, se han desmantelado en Bélgica (2013) y en el Países Bajos (2014).

La disponibilidad de productos con un alto contenido de MDMA llevó a la OEDT y a Europol para emitir alertas de salud pública en 2014. Drogas en polvo, cristal y tableta que contienen altas dosis de MDMA están al alcance de la mano de los jóvenes, de hecho las tabletas a veces se promueven a través de sofisticadas técnicas de marketing, que pretenden hacer olvidar el pasado de esta droga marcado por el productos de baja calidad y la adulteración.

"Intoxicaciones e incluso muertes asociadas con este fármaco se destacan en nuestro nuevo informe. Esto es particularmente preocupante, dado que la MDMA se está moviendo en entornos sociales más corriente principal y es cada vez más disponibles a través de mercados en línea", ha advertido el director del OEDT, Alexis Goosdeel, quien manifiesta que el resurgimiento de esta droga trae consigo la necesidad de "replantear las respuestas de prevención y reducción de daños existentes" para orientar y apoyar a una nueva población de usuarios.

Los expertos también advierten de un aumento del consumo, la potencia y la demanda de tratamiento del cannabis. Se estima que en torno a 16,6 millones de jóvenes europeos (15-34 años) han consumido cannabis en los últimos 12 meses.

Aunque los niveles de consumo difieren entre los países, en general no parecen estar disminuyendo en Europa y existen indicios de un cierto incremento. "Ocho de los 13 países con estimaciones basadas en encuestas recientemente (desde 2013), informan de incrementos del consumo de cannabis en el último año en este grupo de edad", advierten.

Los costes sanitarios y sociales que acarrea el consumo de cannabis son mayores entre los consumidores habituales o de consumo prolongado (se calcula que alrededor del 1 por ciento de los adultos europeos consume cannabis a diario o casi a diario).

Los niveles de potencia de la resina de cannabis y de la hierba de cannabis han alcanzado máximos históricos, lo que puede elevar los riesgos del consumo. Los datos sobre los consumidores que reciben tratamiento por problemas con esta droga pueden arrojar luz sobre la naturaleza y el alcance del consumo de cannabis de alto riesgo en Europa.

La buena noticia es que la cifra de consumidores que inician un tratamiento por primera vez por problemas con el cannabis ascendió de 45.000 en 2006, a 69.000 en 2014. Este incremento se ha vinculado a diversos factores, incluyendo el cambio de los niveles de consumo y el consumo intensivo, la disponibilidad de productos más nocivos, un cambio en las prácticas de derivación hacia tratamiento y una mayor disponibilidad de los servicios de tratamiento.

Por otra parte, el informe alerta de que cannabis es la droga incautada con más frecuencia en Europa, ya que supone más de tres cuartos de las incautaciones (78%). En 2009, el número de incautaciones de hierba de cannabis superó al de resina de cannabis en Europa y esta brecha ha continuado ampliándose.

No obstante, la cantidad de resina de cannabis incautada en la UE sigue siendo muy superior a la de hierba de cannabis (574 frente a 139 toneladas) y los datos más recientes muestran un aumento de la cantidad de resina incautada.

Aunque la heroína sigue siendo el opioide más consumido, cada vez se observa un consumo abusivo de opioides sintéticos y se ha producido un aumento del número de países que citan los opioides sintéticos como la droga principal consumida por aquellos que inician un tratamiento. Por otro lado, el informe presentado hoy muestra que aunque la heroína es la droga ilegal notificada con mayor frecuencia en urgencias, la cocaína, así como otros estimulantes y el cannabis también aparecen con frecuencia en determinadas áreas.

"Sólo después de unas pocas semanas desde la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre drogas, el presente informe demuestra el firme compromiso de la Unión Europea con un planteamiento de la política en materia de drogas basada en la evidencia. Este informe ofrece un análisis exhaustivo de las últimas tendencias en los 28 Estados miembros de la UE, además de Turquía y Noruega", ha afirmado la presidenta del Consejo de Administración del EMCDDA, Laura d'Arrigo.

A su juicio, los datos "nos recuerdan que, aunque algunos de los problemas del pasado se mantienen firmemente arraigados entre nosotros, continúan surgiendo nuevas amenazas, en particular relacionadas con el desarrollo del mercado de drogas sintéticas. Estoy convencida de que este informe constituye una vía para compartir conocimientos sobre la situación de las drogas en Europa y crear juntos nuevas respuesta a estos desafíos".

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest