Bengkala, en Bali, presenta una alta incidencia de personas con problemas auditivos graves, lo que ha impulsado a más de la mitad de su población a aprender la lengua de signos

Un pueblo donde casi todo el mundo conoce la lengua de signos

04/07/2016

Bengkala, en Bali (Indonesia), tiene cerca de 2.000 habitantes. Y de ellos, 46 padecen problemas auditivos graves. La prestigiosa revista Nature dio respuesta a este enigma: se trata de “una profunda sordera neurosensorial no sindrómica debida a una mutación autosómica recesiva en el locus DFNB3”. Esto significa que el que no pertenece a una familia totalmente sorda, tiene un hermano, un hijo o un amigo que no puede oír. Ante esta situación, la respuesta social ha sido ejemplar. Y es que más de la mitad de la población ha decidido aprender la lengua de signos. Esta acción se entiende también por el hecho de que los vecinos son devotos del Desa Kolok, conocido com el Dios de la Sordera, que creen que dotó a las personas con problemas auditivos de más fuerza y sensibiliidad. El de Bengkala no es el primer caso de solidaridad social en este tema. El más conocido es el de la Isla de Los Viñedos de Marta, en las costas de Massachusetts, en Estados Unidos. Debido a la amplia presencia de personas que no oían en esta región, hasta el siglo XIX todo el mundo dominaba el lenguaje de signos.

Fuente: La Vanguardia

Fuente: www.viviendoelsonido.com



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest