Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han instado este jueves al cese de las donaciones de sangre en dos condados de Florida mientras se esperan los resultados del estudio r

Nuevo caso de zika en EEUU levanta la alerta por una nueva vía de contagio no sexual

El virus del Zika puede ser neutralizado por dos anticuerpos

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han instado este jueves al cese de las donaciones de sangre en dos condados de Florida mientras se esperan los resultados del estudio realizado sobre cuatro casos autóctonos sospechosos de portar el virus Zika.

Si se confirma la sospecha sobre uno o más de estos casos, se demostraría que, por primera vez, habría mosquitos portadores del virus presentes en la parte continental de Estados Unidos.

"Teniendo en cuenta la posibilidad de que surja un brote local de Zika, y como medida de precaución que garantice la seguridad en las transfusiones y su instrumental, la FDA (Agencia americana de medicamentos) ha solicitado que todos los centros de transfusión en los condados de Miami-Dade y Broward cesen su labor inmediatamente".

Dicha interrupción se mantendrá en vigor hasta que cada muestra recogida pase por la prueba de detección de Zika o hasta que las instituciones consigan aplicar la tecnología que frene al virus en las muestras. Además, todo aquel que haya estado en alguno de los dos condados durante las últimas cuatro semanas no podrá donar su sangre.

La FDA también ha recomendado a los condados adyacentes que "tomen las mismas medidas tan pronto como sea posible para garantizar la seguridad de las donaciones".

Florida ha identificado por el momento 381 casos de Zika, todos relacionados con personas que han viajado a aquellos países donde el virus se ha propagado. Dos de los cuatro posibles casos de contaminación autóctona surgieron en el condado de Miami-Dade y los otros dos en Broward.

Para que el virus Zika se implantase en el continente americano un mosquito que haya picado a una persona ya infectada debe picar a otra persona y transmitirle el virus. Las zonas más afectadas son América del Sur y América Central, pero las autoridades americanas creen posible que la epidemia avance por la zona norteamericana.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest