Cierto tipo de medicamentos pueden producir pérdida de audición temporal o permanente.

Cierto tipo de medicamentos pueden producir pérdida de audición temporal o permanente.

En Estados Unidos, existen más de 200 medicamentos en el mercado, tanto de prescripción médica como de venta libre, que pueden producir pérdida de audición, según la Asociación norteamericana del Habla, Lenguaje y Audición,  ASHA (siglas en inglés).

Los medicamentos ototóxicos que se utilizan para tratar infecciones graves, cáncer y enfermedades de corazón pueden causar pérdida de audición. Estos fármacos suelen prescribirse a personas mayores que habitualmente toman más medicamentos durante más tiempo.

La pérdida de audición producida por un medicamento se deba a que el fármaco daña las células sensoriales de la cóclea del oído interno.

Temporal o permanente

Algunos medicamentos producen una pérdida de audición temporal (cambio temporal de umbral auditivo). Una vez que se deja de tomar la medicación, se recupera la capacidad auditiva. Sin embargo, otros medicamentos pueden producir un daño  permanente en el oído interno y provocar una pérdida de audición permanente (cambio permanente del umbral auditivo).

Entre los medicamentos que pueden producir una pérdida de audición temporal se incluyen la aspirina, si se ingieren grandes dosis, y los fármacos esferoidales antiinflamatorios como el ibuprofeno y el naproxeno.

Antibióticos y fármacos contra el cáncer

Entre los medicamentos ototóxicos que causan un daño permanente se incluyen ciertos antibióticos aminoglucósidos , en particular, la gentamicina, estreptomicina y neomicina, y los fármacos usados en quimioterapia para el tratamiento del cáncer como la ciclofosfamida, cisplatino, bleomicina y carboplatino.

La pérdida de audición por consumo de medicamentos es muy común entre las personas con enfermedades de riñón o con problemas auditivos previos según la WebMD, página web estadounidense que proporciona información sobre salud. 

Medicamentos diuréticos

Los medicamentos diuréticos, como la furosemida o bumetanida, que se emplean para tratar la hipertensión y el paro cardíaco pueden producir también pérdida de audición. 

Este tipo de medicamentos suelen provocar pérdida de audición con mayor frecuencia, si se toma más de un fármaco de esta clase al mismo tiempo, señala ASHA.

Revisión auditiva

Si va a comenzar a tomar algún medicamento ototóxico, debería acudir al otorrino para que le realice una revisión auditiva antes y durante el tratamiento.

Listado de medicamentos 

En la página web WebMD se puede encontrar un listado con los medicamentos que pueden dañar el oido y producir una pérdida de audición (en inglés).

Fuente: www.hear-it.org



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest