La enfermedad más rara del mundo se llama síndrome de Cotard, también conocida como síndrome de negación.

¿Vivo pero muerto? Las personas que padecen esta extraña y poco usual enfermedad, están convencidos de que han muerto y se ven a sí mismos como muertos vivientes o zombies. La introspección de su enfermedad es tan profunda que afirman sentir que no tienen sangre, ni cerebro, ni órganos y que perciben incluso el olor de su carne pudriéndose.

 

Este delirio, relacionado con la hipocondría, arranca con la negación de la existencia, primero de todo lo que les rodea y, posteriormente, de su propia existencia. Entre los síntomas más comunes se encuentran: la depresión, la automutilación, los pensamientos suicidas, la analgesia o ausencia de dolor, la creencia de su cuerpo está muerto y se está descomponiendo por ello o incluso que son inmortales.

 

Los que sufren el síndrome de Cotard creen estar muertos en todos los sentidos

Esta enfermedad, que aparece de forma repentina, es común en las depresiones más graves, ya sean psicóticas o delirantes, y puede encontrarse en otras enfermedades mentales como la esquizofrenia y la psicosis.

 

 

Jules Cotard fue el neurólogo francés que descubrió este síndrome, bautizándolo inicialmente como “delirio de negación” en 1880. Cotard expuso su hallazgo en una conferencia en París, mediante el caso de una paciente que negaba la existencia de Dios y también del diablo, no veía necesidad de comer y negaba la existencia asimismo de algunas partes de su cuerpo, convencida de que no podría morir de forma natural.

 

Este trastorno aún no ha sido aceptado como enfermedad, por lo que no aparece en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales (DSM) ni ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Fuente: Muy Interesante



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest