Al contrario de lo que se cree, las temperaturas suaves, altas o bajas, son más peligrosas que las olas de calor o frío
El frío es más mortal que el calor. Las temperaturas más bajas matan 20 veces más personas que las altas, de acuerdo un informe que se publica en «The Lancet» que ha analizado las causas de más de 74 millones de muertes en 384 localidades de 13 países, entre los que se encuentra España. Los resultados, señala a ABC el autor del estudio, Antonio Gasparrini, también revelan un dato sorprendente: las muertes causadas por temperaturas moderadamente altas o bajas son mayores que las que producen las olas de calor y/o frío.
«Se asume que el clima más extremo es responsable de la mayoría de los fallecimientos», apunta Gasparrini, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido). Por ello, la mayoría de las investigaciones previas se habían centrado en las muertes durante las olas de calor o frío extremas. Pero nuestros datos, dice, «muestran que la mayoría de estas muertes ocurren en realidad en días moderadamente fríos o calientes, especialmente fríos». Según Gasparrini, esto se debe a que los días con temperatura suaves, pero no óptimas, son mucho más frecuentes y, por lo tanto, tienen un mayor impacto.
Entre 1985 y 2012 los investigadores recogieron los datos de 74.225.200 fallecimientos en 13 países con una amplia gama de climas, de frío a subtropical. El trabajo recopiló datos sobre la temperatura media diaria, las tasas de muerte y variables de confusión como la humedad y la contaminación del aire que se utilizaron para calcular la temperatura asociada a la menor tasa de mortalidad (temperatura óptima) y el total de muertes debidas a una temperatura ambiente no óptima en cada ubicación. Por último, los investigadores estimaron la contribución del calor y el frío, desde temperaturas moderada a extremas. Las temperaturas más bajas matan 20 veces más personas que las altas
Los datos mostraron que alrededor de l7,71% de todas las muertes fueron causadas por temperaturas no óptimas, con diferencias sustanciales entre los países, que van desde el 3% en Tailandia, Brasil y Suecia, a aproximadamente un 11% en China, Italia y Japón. Y el frío fue el fue el responsable de la mayoría de estas muertes (7,29% de todas las muertes), mientras que sólo el 0,42% fueron atribuibles al calor. En España, señala el investigador, el 5,5% y el 1,1% de las muertes producidas entre 1990-2010 se atribuyen al frío y al calor, respectivamente.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest