Los resultados son prometedores. Cada vez está más cerca la vacuna para el Zika  si tenemos en cuenta los resultados de las últimas investigaciones. Dos inyecciones de una vacuna d

Dos inyecciones han demostrado que protegen del virus en monos

Comienzan las primeras pruebas en humanos de una vacuna contra el Zika

Los resultados son prometedores. Cada vez está más cerca la vacuna para el Zika si tenemos en cuenta los resultados de las últimas investigaciones. Dos inyecciones de una vacuna de ADN para el Zika protegen del virus en 17 de los 18 monos en los que se ha probado. Investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, junto con colegas de la Universidad Federal de Río de Janeiro, han publicado en la revista Science datos de gran importancia para los ensayos clínicos que hay en marcha con la vacuna, ya que ofrecen pistas de los niveles mínimos de anticuerpos en sangre que son necesarios para tener una protección completa frente al virus.

Como se sabe, el Zika se ha asociado con microcefalia fetal, con retraso en el crecimiento intrauterino y otras malformaciones. Por eso, gran parte de los esfuerzos se centran en conseguir una vacuna que minimice la propagación del virus y sus efectos.

La vacuna en cuestión contiene ADN que codifica proteínas específicas del virus. Así, una vez que se introduce el ADN en las células de la persona vacunada, esas células utilizan el ADN para sintetizar las proteínas del virus, las que son patógenas, y las reconocen como malas. Ese punto es clave para que se active la respuesta inmunitaria y el organismo pueda luchar frente al virus.

Teniendo en cuenta todo esto, el grupo de Kimberly Dowd, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, se ha centrado en una vacuna de ADN quese está evaluando ya de forma clínica, en línea con los intentos de conocer más datos sobre los anticuerpos que son necesarios para lograr una buena protección frente a este virus.

Una vez diseñada y desarrollada la vacuna, los investigadores pusieron dos inyecciones, en las que variaron las dosis, a 18 monos y a otros seis animales solo se les puso una inyección. Del primer grupo, 17 monos lograron una protección completa, cosa que no se consiguió con los que recibieron una sola inyección. Los monos que recibieron una sola dosis, aunque no lograron una protección frente al virus, sí que redujeron su carga viral si se comparaba con los animales que formaban el grupo control. Esto también es una buena noticia, ya que demuestra que una dosis, aunque sea baja, sí que proporciona un nivel de protección, que está en relación a la cantidad de vacuna que se administra.

Teniendo en cuenta los análisis posteriores para ver los niveles necesarios de anticuerpos que se necesitan para neutralizar al virus, los investigadores han conseguido definir la cantidad necesaria para conseguir una protección total, lo que hace que los intentos por lograr una vacuna de ADN eficaz frente al Zika sea una realidad que está cada vez más cerca.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest