Utilizada en la medicina tradicional china, el extracto de tripterygium wilfordii, llamado celastrol, reduce la obesidad en casi un 50%
WIKIMEDIA
Un extracto de un tipo de enredadera común, la Tripterygium wilfordii, que su usa en la medicina tradicional china, podría ser una solución para la obesidad. El extracto de la planta reduce la ingesta de alimentos y provoca una disminución de hasta el 45% del peso corporal de los ratones obesos. El compuesto, denominado celastrol, produce sus efectos a través de la mejora de la acción de la hormona supresora del apetito llamada leptina. Los resultados, publicados en «Cell», sugieren que celastrol podría convertirse en un fármaco idóneo para el tratamiento de la obesidad.
La medicina tradicional china utiliza esta planta desde hace para el tratamiento de las enfermedades autoinmune y antiinflamatorias. La leptina es una diana muy importante en el tratamiento de la obesidad; sin embargo, reconoce Umut Ozcan , del hospital Infantil de Boston y la Universidad de Harvard (EE.UU.), la mayoría de los esfuerzos para identificar un compuesto eficaz han fracasado. Ahora, añade Ozcan, «este estudio muestra que la leptina sigue siendo un objetivo válido. Si celastrol funciona también en seres humanos, podríamos estar ante una forma eficaz de tratar la obesidad en muchos pacientes con obesidad y complicaciones asociadas, como enfermedades del corazón, hígado graso y la diabetes tipo 2».
La leptina es una hormona de las células de grasa que envía señales al cerebro cuando el cuerpo tiene suficiente energía. Los humanos y ratones que carecen estas señales pueden llegar a comer vorazmente y terminan por convertirse en obesos mórbidos, lo que sugiere que los medicamentos dirigidos hacia esta hormona pueden ser eficaces para el tratamiento de la obesidad. Sin embargo, la leptina no reduce el hambre o la ingesta de alimentos en individuos obesos a pesar de la presencia de altos niveles de la hormona en el torrente sanguíneo, lo que lleva a muchos investigadores a especular que la insensibilidad a la leptina es la causa fundamental de la obesidad. Pero a pesar de los esfuerzos todavía no se han encontrado medicamentos que pueden modular con eficacia la resistencia a la leptina.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest