Un estudio canadiense muestra que por cada 10 dB de pérdida auditiva aumenta un 52% el riesgo de aislamiento social

La pérdida auditiva aumenta el riesgo de aislamiento social

24/10/2016

Hemos comentado varias veces en esta comunidad el problema añadido de autoestima y de relaciones personales que implica la pérdida auditiva. Y un nuevo estudio nos aporta más datos al respecto. Según una investigación realizada por la Universidad de la Columbia Británica, UCB Okanagan, en Canadá, hay un relación directa entre la pérdida de audición y el riesgo de aislamiento social en personas de entre 60 y 69 años. Los datos son elocuentes. Por cada 10 decibelios (dB) de pérdida de sensibilidad auditiva, el riesgo de aislamiento social aumentaba en un 52%. El estudio de la UBC indica además que los problemas auditivos sin diagnosticar están vinculados a un deterioro cognitivo que equivale a casi cuatro años más de edad cronológica.Paul Mick, profesor asociado en medicina y clínica del programa médico de la UBC cree que esta vinculación debería provocar una reacción asistencial. Según Mick, "la pérdida de audición no suele considerarse un asunto de salud público, como consecuencia, no suele haber muchos recursos de asistencia sanitaria para investigar y tomar medidas sobre los problemas auditivos. Sin embargo, tras demostrar que el aislamiento social tiene un impacto en los índices de mortalidad, similares a los del consumo de alcohol y tabaco,  debería evaluarse este asunto de forma minuciosa, tanto a nivel del individuo como a nivel del sistema de salud”. Este estudio toma el relevo de otra investigación liderada por la profesora Hélène Amieva, de la Uniiversidad Victor Segalen en Burdeos, Francia, que había documentado con anterioridad que la pérdida de audición acelera el declive cognitivo de las personas mayores. El estudio descubrió que el uso de audífonos contrarrestaba esta aceleración, ya que las personas con problemas auditivos que utilizaban audífonos mostraban el mismo nivel de capacidad cognitiva que aquellos con audición normal.

Fuente: hear-it.org

Fuente: www.viviendoelsonido.com



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest