Guárdalo y protégelo

Utiliza la funda o el estuche que acompaña al audífono en su compra para guardarlo cuando no lo utilices. Este es un hábito muy sencillo de adquirir, como el de guardar las gafas para que no se rayen, y protegerá tu audífono ante el polvo y los posibles golpes. Además de repeler la suciedad, evitará que se deteriore alargando su vida útil.

 

 

Límpialo a diario

La limpieza diaria es básica para cuidar tu audífono. En Euro-Sone te aconsejamos que utilices un paño suave para eliminar la suciedad y mantenerlo en óptimas condiciones. Realiza la limpieza de todas las partes del audífono con detenimiento. En el mercado se comercializan accesorios para su mantenimiento y limpieza, como por ejemplo toallitas limpiadoras. Cuando utilices un spray, aplícalo en el paño y no de forma directa en el audífono. Después recuerda secarlo bien de nuevo.

 

 

No introduzcas objetos

La higiene diaria se complementa con los accesorios correspondientes que te aconsejarán en el centro auditivo, por lo que debes evitar el uso de agujas u otros objetos para eliminar la acumulación de cera.

 

 

Cuidado con la humedad

Los deshumificadores para audífonos ayudan a mantenerlos secos, alargan su vida útil y evitan reparaciones futuras. Aunque algunos modelos de audífonos son resistentes al agua, es preferible que no lo mojes y que lo mantengas seco aunque se humedezca de forma accidental tras la lluvia o con la acumulación de sudor.

 

 

Cuidado con las temperaturas extremas

No expongas tu audífono a temperaturas extremas que dañan el material y pueden llegar a estropearlo. Por otro lado, protégelos también de la luz del sol y del frío. Las estaciones más extremas, verano e invierno, son más proclives a que se produzcan incidencias o se estropeen.

 

 

Retíralo en situaciones concretas

En Euro-Sone insistimos en la importancia de mantener tu audífono protegido de la humedad. Recuerda quitártelo antes de tu rutina diaria, en la ducha, en el baño, e incluso en la peluquería. Además, para cuidar tu audífono es importante que tengas precaución con determinados productos químicos, tales como lacas y colonias. Asimismo, debes retirarlo antes de un examen radiológico y en los arcos de los aeropuertos y demás organismos que exijan tales medidas de seguridad.

 

  

No lo abras

Si tu audífono se estropea o notas irregularidades en el sonido, en Euro-Sone te aconsejamos que acudas a tu centro auditivo para que un técnico cualificado lo inspeccione. Ante cualquier incidencia, no abras tu audífono y confía su reparación a un profesional experto.

 

 

Revísalo periódicamente

Las revisiones te garantizan que tu audífono funcione correctamente. Además, es posible que haya que reprogramarlo en función de la pérdida auditiva. Acude a tu centro auditivo de confianza donde te recomendarán la periodicidad de las revisiones.

 

 

En Euro-Sone te asesoramos en la elección del audífono adecuado para ti y en su cuidado y mantenimiento.

 

 



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest