La llegada de nuevos medicamentos y las posibilidades de combinación abre nuevas estrategias de tratamiento para el cáncer de mama y próstata
Cáncer de mama y de próstata, dos de los tumores más frecuentes en mujeres y hombres, respectivamente, podrían tener nuevas alternativas terapéuticas que mejoraría el pronóstico y la calidad de vida de los y las pacientes. Los primeros datos se han presentado en el Congreso Anual de la Asociación Americana del Cáncer y podría incorporarse a corto plazo en el tratamiento de estos tumores, ya que se trata de medicamentos ya aprobados y disponibles tanto en Europa como en EE.UU.
La quimioterapia adyuvante, aquella que se administra para destruir las células (microscópicas) que pueden haber quedado en el cuerpo una vez extirpado por vía quirúrgica el tumor conocido y cuyo objetivo es prevenir una posible reaparición del cáncer, es una práctica habitual en muchos tipos de cáncer, como el de mama, pulmón o el de colon y recto, pero hasta ahora no había demostrado su utilidad en el cáncer de próstata. Aunque los datos presentados en el Congreso Anual de la Asociación Americana del Cáncer son todavía a corto plazo, solo 5 años de seguimiento, los datos sugieren que el cáncer de próstata, especialmente en los tumores localizados de alto riesgo, podría emplearse de la misma manera que se utiliza en otros cánceres y también en los tumores de próstata metastásicos (que ya se han extendido por el cuerpo). Los datos muestran una supervivencia a 5 años que sube de un 83% con la terapia actual a un 93% con la terapia adyuvante, señaló Howard Sandler, del Centro Médico Cedars Sinai de Los Ángeles (EE.UU.).
El cáncer de próstata es uno de los más frecuentes; fue el cuarto en cuanto a nuevos casos en 2013 con 1,4 millones de nuevos casos y 293.000 muertes. En España, en 2014 causó la muerte a 5.481, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. Y aunque si se detecta a tiempo y se trata las tasas de curación alcanzan casi el 100%, en algunos casos, aunque el tumor está localizado, existe un importante riesgo de que reaparición. «Y esto es lo que queremos evitar con la quimioterapia adyuvante», señaló Sandler.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest