Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard examinó el efecto nocivos de las partículas de hollín en el aire sobre poblaciones urbanas y rurales
Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela TH Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, encontró que las tasas de mortalidad entre las personas mayores de 65 años son más altas en los hogares donde hay una mayor contaminación del aire en partículas más finas (PM2,5) que en aquellos con niveles más bajos de PM2,5.
Según sus autores, es el primer estudio que examina el efecto de las partículas de hollín en el aire en toda la población de una región, incluidas las zonas rurales. Se observaron los efectos nocivos de las partículas, incluso en zonas donde las concentraciones eran menos de un tercio de la actual norma establecida por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos.
«La mayor parte del país ya cumple con los estándares de la EPA actualmente o se espera que los alcance en pocos años a medida que los nuevos controles de las centrales energéticas entren en juego», apunta el autor principal, Joel Schwartz, profesor de Epidemiología Ambiental. «Este estudio demuestra que no es suficiente. Tenemos que ir después tras las plantas de carbón que todavía no utilizan depuradoras para limpiar sus emisiones, así como otras fuentes de partículas como el tráfico y el humo de la madera», añade.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest