Las células dendríticas son los elementos clave en alertar al sistema inmune y promover respuestas inmunitarias eficientes capaces de controlar la infección por VIH en los controladores de elite
Un 1% de las personas que se han infectado con el virus que causa el sida pueden controlarlo de forma natural sin la necesidad de tratamiento y no desarrollan la enfermedad. La clave está en la capacidad de su sistema inmune en controlar al VIH. Son los controladores de elite. Ahora, un trabajo que se publica en «PLoS Pathogens», sugiere que es posible encontrar una vía para que el 99% de las personas infectadas se conviertan también en controladores de elite.
Un equipo de investigadores, en el que ha participado los investigadores españoles María Buzón y Enrique Martín Gayo, ha identificado las células dendríticas como elementos clave en alertar al sistema inmune y promover respuestas inmunitarias eficientes capaces de controlar la infección por VIH en los controladores de elite.
En declaraciones a ABC, Martín Gayo, que trabaja actualmente en el Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.), explica que las células dendríticas cuentan con un gran numero de receptores y sensores capaces de reconocer patógenos, y «en principio son capaces de sentir la presencia de virus y bacterias y alertar al sistema inmune para combatirlos». Sin embargo, en las células dendríticas de la mayoría de individuos, «el VIH utiliza ciertas proteínas celulares, como SAMHD1, para escapar de dichos mecanismos de reconocimiento».

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest