Operan con éxito, por primera vez, a una paciente implantándole dos electrodos en el cerebro que liberan estímulos eléctricos
abc La estimulación cerebral en el caso de la esquizofrenia va dirigida a dos áreas determinadas del cerebro: una denominada núcleo accumbens y el área subgenual
Hace apenas seis meses, Elena, paciente de 47 años con esquizofrenia, estaba confinada en su casa, aislada del mundo.No se relacionaba con nadie, excepto con su madre, con la que convivía tras el fallecimiento de su padre. Su día a día era una auténtica tortura. Sufría delirios y alucinaciones y estaba desconectada de la realidad. Un equipo multidisciplinar de especialistas del Hospital de Sant Pau de Barcelona ha logrado, mediante técnicas de Estimulación Cerebral Profunda (ECP), mejorar su calidad de vida y liberarla de su pesadilla.
Ahora, seis meses después de someterse al tratamiento, la mujer se relaciona sin problemas con su entorno, «e incluso ha planificado un viaje», según explicó este martes la doctora Iluminada Corripio, adjunta en Psiquiatría del citado centro barcelonés y una de las que ha tradado a Elena, que se ha convertido ya en la primera paciente del mundo que ha sido intervenida de esta enfermedad con ECP. «Se puede decir que los síntomas en general (tanto las alucinaciones como su aislamiento) han remitido en un 35%», precisó Corripio.
Este tipo de técnicas, que consisten en implantar electrodos en determinadas áreas del cerebro para corregir, mediante leves descargas eléctricas, las disfunciones detectadas, ya se han mostrado efectivas para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y los cuadros de depresión.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest