El lema Uno para todos, todos para uno que Alejandro Dumas inmortalizó en su novela Los tres mosqueteros (1844) parece estar diseñado para la aún inexistente vacuna contra el dengu

El lema Uno para todos, todos para uno que Alejandro Dumas inmortalizó en su novela Los tres mosqueteros (1844) parece estar diseñado para la aún inexistente vacuna contra el dengue, una enfermedad que, en su forma más grave -la fiebre hemorrágica- afecta a medio millón de personas cada año, aunque el virus que lo ocasiona provoca 390 millones de infecciones anuales.

Aunque una inmunización candidata, CYD-TDV, está en la última fase de desarrollo clínico, los expertos son muy cautos a la hora de hablar de éxito en la vacuna contra el dengue. La razón está en el propio virus, del que existen cuatro serotipos -DENVI 1, DENVI 2, DENVI 3 y DENVI 4- que se distinguen en su envoltura. Son diferentes antígenos los que recubren al virus y, como distintos que son, generan distintas respuestas por parte del sistema inmunológico.

Así, los anticuerpos que se generan contra uno de los serotipos son absolutamente inútiles a la hora de lucha contra el resto. Esto ha convertido en un desafío científico de primer orden el desarrollo de una vacuna eficaz contra el patógeno, que transmiten mosquitos hembra de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, de A. albopictus.

Si hay uno de los serotipos que tradicionalmente se ha mostrado especialmente reluctante a la acción de cualquier candidato a vacuna es DENV2. Y es precisamente frente a este serotipo contra el que científicos estadounidenses han desarrollado un anticuerpo monoclonal, que podría utilizarse tanto para el desarrollo de vacunas como para el tratamiento del virus. La mala noticia: el hallazgo, publicado en la revista Science, sólo ha sido probado por el momento en ratones. La buena: los investigadores confían en que pueda trasladarse a humanos.

El autor principal y director del Centro de Vacunas de la Vanderbilt University, James Crowe, explica a ELMUNDO que es necesario apelar a la cautela. "El anticuerpo que describimos en este estudio parece tener un gran potencial como fármaco para uno de los cuatro tipos de dengue. Podría ser desarrollado en los próximos años como parte de un cocktail de anticuerpos que prevenga la infección de los cuatro virus", señala.

El anticuerpo, generado en el laboratorio a través de un complejo proceso que incluye la crionización de las muestras para visualizar cómo se adhieren los antígenos al mismo, tiene una ventaja adicional y es que, al menos en los ratones, además de proteger frente al serotipo 2 del virus, ha impedido que los anticuerpos generados por el mismo se adhieran a los anticuerpos generados por el resto de subtipos virales, una circunstancia que favorece normalmente la aparición de la forma más grave de la enfermedad.

El anticuerpo, en el que también han trabajado investigadores de la Duke - NUES Graduate Medical School de Singapur, se denomina 2D22. El equipo asiático del estudio ha identificado previamente otros anticuerpos frente a los serotipos DENV1 y DENV3, por lo que el cocktail que menciona Crowe podría estar más cerca de ser una realidad.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest