Aunque hace años que se notificó en España el último caso de muerte por causa de este virus, cada vez a más casos en nuestro país, a pesar de que hay vacunas eficaces
En 2012 se notificó el caso más reciente de una persona con sarampión que falleció debido a complicaciones de la enfermedad. Se trataba de un hombre de 36 años sin vacunar que padecía una discapacidad intelectual. Su caso se agrupó dentro del brote de sarampión notificado en Guadalajara en dicho año. Desde entonces no han fallecido más personas en nuestro país, aunque sí ha habido algunos brotes (Valencia, Granada, Cataluña…), por lo que los expertos alertan de un posible rebrote del sarampión en Europa, debido especialmente a unas coberturas vacunales más bajas. Así lo han explicado a ABC Luis Sierrasesúmaga, pediatra de la Clínica Universidad de Navarra, y Francisco Álvarez, del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.
El virus del sarampión «existe», señala Sierrasesúmaga. «Lo que ocurre es que no vemos la enfermedad gracias a la alta tasa de la cobertura de las vacunas. Pero, como se está viendo, cada cierto tiempo hay algún caso». El sarampión, señala Álvarez, se produce por un virus que es muy contagioso. «Junto con el de la varicela es de los más contagiosos». Se transmite por vía respiratoria, es decir, a través de los estornudos y la tos y afecta sobre todo a niños o adultos jóvenes.
«Una persona no vacunada se puede morir por el sarampión, y en ocasiones muy contadas también un vacunada, aunque es extremadamente raro», apunta Luis Sierrasesúmaga, pediatra de la Clínica Universidad de Navarra.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest