Médicos hieren de gravedad el pene a un recién nacido por una ?confusión?; hace unos días otro equipo extirpó un ojo por ?error? a otro menor

Dos médicos practicantes mexicanos mutilaron "por error" los genitales de un recién nacido en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Saltillo, Coahuila, (norte del país), la sanidad pública de México.

El bebé, que nació el 3 de julio, sufrió tres incisiones de un centímetro de profundidad en el pene. Los médicos, a los que la clínica de maternidad del Hospital General Zona Número Uno de Saltillo ha decidido no identificar, habrían cometido el error debido a que confundieron el órgano con el cordón umbilical.

El menor, según sus familiares, sufre sangrados e inflamación. El miembro permanece pegado al cuerpo

El menor, según sus familiares, sufre sangrados e inflamación. El miembro ha quedado colgando, pero aún en el cuerpo del bebé. Las proyecciones médicas indican que habrá que esperar tres semanas para evaluar su evolución y las posibles secuelas que podría dejar el error.

Los padres han dicho que el día del parto notaron que ?algo andaba mal? porque el bebé no fue mostrado a la madre de inmediato y el padre no fue informado del nacimiento hasta tres horas más tarde.

El Instituto Mexicano de Seguridad Social es considerado el organismo estatal de sanidad pública más grande de América Latina

Después de que los padres exigieran una explicación al IMSS, la institución asignó a un médico cirujano dedicado al cuidado del bebé. El organismo explicó en un comunicado que la lesión había ocurrido "al momento de cortar el cordón umbilical", cuando "incidentalmente se hirió el prepucio del bebé", que asegura se corrigió el momento. Afirma que la operación sobre los genitales del menor era por hacer la circunsición, un procedimiento, según el IMSS, previamente aprobado por los padres.

El comunicado asegura que "hasta el momento" no ha sido alertado de alguna incidencia del menor o los padres, pero indica que se ordenó una investigación interna para aclarar lo ocurrido.

IMSS Saltillo, rechaza que hayan cortado genitales a recién nacido en el HGZ No.1 y precisa lo siguiente pic.twitter.com/twrmmAN7Mv

El Instituto Mexicano de Seguridad Social es considerado el organismo estatal de sanidad pública más grande de América Latina. Tiene más de 17,6 millones de afiliados, los que a su vez inscriben comúnmente a sus familiares. En México, un país donde el 53,3% vive en la pobreza, el IMSS es la única opción para la gran mayoría mientras que la clase media alta y las élites eligen sin chistar la sanidad privada pese a que el precio es, evidentemente, mucho mayor. Los mexicanos están acostumbrados al sistema lento y burocrático del IMSS, en la que es prácticamente una regla encontrarse con una larga lista de espera para ser atendido. Una visita a urgencias puede llevar al menos dos o tres horas, mientras que una consulta con un especialista (como, por ejemplo, un oncólogo) puede tardar incluso más de unos seis meses.

La negligencia ocurrida en Saltillo ocurre unos días después de que el IMSS se involucrase en otro escándalo que también involucra un menor de 14 meses. Un equipo médico en Ciudad Obregón, Sonora, al noreste del país, sometió a cirugía a un recién nacido para extirpar su ojo izquierdo, que había perdido por un temor. Los cirujanos terminaron por quitarle el ojo derecho y dejándole ciego.

Una visita a urgencias en el IMSS puede llevar al menos dos o tres horas

La delegación del IMSS del estado de Sonora se justificó con el argumento de que el menor tenía un cáncer avanzado en ambos globos oculares. La familia afirma que nunca autorizó el retiro del ojo derecho porque los análisis mostraban que la enfermedad solo había afectado al ojo izquierdo y han subrayado que la vida de su hijo permanece en riesgo, puesto que los médicos ni retiraron el globo ocular afectado ni curaron la enfermedad. Los familiares también anunciaron que han presentado una denuncia judicial en contra del médico que condujo la operación.

Fuente: El Pais



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest