José Luis Layola es una de las 46.000 personas que padecen esclerosis múltiple en España, una enfermedad neurológica crónica que afecta al sistema nervioso central
En 2004 a José Luis Layola (Barcelona, 1971) le diagnosticaron esclerosis múltiple. La enfermedad quebró la mitad izquierda de su cuerpo y le dejó en silla de ruedas. Su médico apenas le daba diez años de vida. Sin embargo, a través del deporte José Luis Layola le ha dado la vuelta a la situación y hoy bate récords mundiales subido a una bicicleta.
Desde el diagnóstico, José Luis necesitó cinco años para lograr subirse a una bici. Esa etapa no fue fácil para él porque poco después de saber que sufría esclerosis múltiple, a su padre le diagnosticaron un cáncer que le costó la vida en apenas seis meses. «Ahí fue cuando comprendí que nada me sería regalado y que si quería algo me iba a costar. Decidí intentar todo lo que estuviera a mi alcance para recuperar la movilidad», indica el barcelonés. Y lo consiguió.
En apenas un año, a través de la rehabilitación pasó de la silla a las muletas y de ahí al bastón. Hoy, ya no lo necesita pero aún debe tomarse entre once y quince pastillas para tratar el mayor hándicap de su enfermedad: el dolor. La esclerosis múltiple ha afectado a su sistema nervioso central que le envía señales de dolor comparables en intensidad al momento en que una mujer da a luz. Hasta 2009 no obtuvo medicación lo suficientemente efectiva como para soportar el dolor.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest