Sirve como vehículo para los tratamientos con factores de crecimiento y permite la aplicación de plasma rico en plaquetas
WIKIMEDIA Úlcera crónicas en manos
Investigadores del Hospital General Universitario Gregorio Marañón han conseguido fabricar un nuevo gel para el tratamiento de úlceras crónicas que sirve de vehículo para la aplicación del plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento epidérmico, dos bioterapias que pueden ayudar a la curación de las úlceras cuando éstas no responden a los tratamientos convencionales.
Las úlceras crónicas son una patología frecuente en nuestra sociedad con un impacto psicosocial elevado que limitan la vida de los pacientes ya que entre otros requerimientos precisan de curas muy frecuentes. Además conllevan también un coste económico sanitario importante. Asimismo, se ha de tener en cuenta que el 20% de las úlceras no responden bien a los tratamientos convencionales y se abre la necesidad de buscar terapias más avanzadas.
El Hospital Gregorio Marañón ha conseguido desarrollar un gel polimérico celulósico diseñado en un primer momento para gelificar plasma rico en plaquetas que, al aplicarse sobre la úlcera, forma una microcapa a modo de malla no oclusiva, promoviendo la cura en ambiente húmedo y consigue una liberación sostenida de factores de crecimiento epidérmico. En su desarrollo han participado Elena Conde, del Servicio de Dermatología del Gregorio Marañón, y el doctor en Farmacia Enrique Alía.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest