Polémica en EE.UU. por la financiación pública de clínicas abortistas que venden órganos fetales
The Center for Medial Progress, una organización contraria al aborto, sacó ayer a la luz un nuevo vídeo en el que acusa a la red de clínicas Planned Parenthood de vender órganos y tejidos de fetos abortados. En las últimas semanas, habían emitido documentos grabados con cámara oculta en los que se muestran a doctores o miembros de Planned Parenthood, la mayor red de EE.UU. de clínicas de salud reproductiva, que describen cómo se venden o los precios de estos órganos y tejidos.
En el vídeo de ayer, el quinto en la serie, Melissa Farrell, directora de investigación de Planned Parenthood para la Costa del Golfo, habla de cómo «cambiar los procesos» en los abortos para obtener «cadáveres fetales intactos» que faciliten su posterior uso en investigación.
En el documento también aparece Abby Johnson, ex directora de la misma filial de Planned Parenthood, que asegura que en ella se obtenían cerca de 120.000 dólares al mes con la venta de órganos y tejidos de abortos. Johnson abandonó Planned Parenthood en 2009 y se convirtió en una activista anti-aborto.
Planned Parenthood ha negado que haga negocio con los órganos y tejidos de fetos abortados y que en las cifras que se mencionan en algunos vídeos –por ejemplo, entre 30 y 100 dólares para algunos órganos– se refieren a los costes de los procedimientos, como su conservación y envío y que siempre lo hacen con el consentimiento de la paciente. En EE.UU. es ilegal vender o comprar tejido fetal, pero se permite su donación para investigación si se hace con consentimiento expreso.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest