El ministerio de Sanidad ha alerta del riesgo de usar amplificadores en lugar de audífonos para tratar la pérdida de audición
Sanidad alerta del riesgo de usar amplificadores en lugar de audífonos
06/08/2015
No es la primera vez que el ministerio de Sanidad de España da la voz de alarma sobre el riesgo de usar amplificadores de sonido para compensar la pérdida auditiva. Y es que los problemas que pueden causar a sus portadores son importantes. Por eso, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado un tríptico en el que recuerda que los audífonos son un producto sanitario, mientras que los amplificadores son aparatos electrónicos. De hecho, insiste la AEMPS, los audífonos están destinados a personas con problemas de audición y los amplificadores de sonido a las personas que no tienen esta deficiencia auditiva y que, en determinadas situaciones, quieren acentuar los sonidos cuando. "Por ejemplo, cuando el ruido ambiental puede interferir, o para ver la televisión mientras otra persona duerme, o para captar sonidos difíciles de percibir, como en actividades de caza u observación de aves". Otra diferencia entre ambos dispositivos es que los audífonos necesitan una adaptación individualizada por parte de un profesional especializado y deben ser prescritos por un médico especialista en otorrinolaringología o por un audioprotesista. Además, su venta está prohibida en Internet y sólo puede adquirirse en establecimientos de audioprótesis autorizados por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas. En el caso de los amplificadores de sonidos, estos pueden ser vendidos en Internet o en 'teletiendas' y los establecimientos que disponen de ellos no requieren autorización sanitaria. Por este motivo, la Agencia Española de Medicamentos recomienda que, ante la señal de pérdida de audición, se acuda a un profesional para que se le realice un diagnóstico.
Fuente: La Información


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest