Las personas con dificultades de aprendizaje son más propensas a sufrir pérdida de audición que la población general, por el contrario, las probabilidades de que se les diagnostique son menores.
Las personas con dificultades de aprendizaje son más propensas a sufrir pérdida de audición que la población general, por el contrario, las probabilidades de que se les diagnostique son menores.
Cerca de un 40% de personas con dificultades de aprendizaje en el Reino Unido padecen pérdida de audición, sin embargo, un porcentaje muy bajo obtiene tratamiento para su afección, según indica un estudio publicado en la revista médica British Journal of Healthcare Assistants.
El estudio se centra en los obstáculos a los que se enfrentan las personas con dificultades de aprendizaje y el hecho de que muchas veces no se les diagnostica el problema. Una de las barreras para las personas con dificultades de aprendizaje es que no siempre son conscientes de que tienen una pérdida de audición, o no son capaces de comunicarlo.
Centrados en otros aspectos
Otra de las razones por la que las personas con dificultades de aprendizaje viven con una pérdida de audición sin diagnosticar se debe a que sus médicos no prestan atención a esta condición.
Lynzee McShea, autora del estudio y científica clínica especializada en audiología en el hospital de Sunderland Royal del Reino Unido, explica que los médicos confían totalmente en los cuidadores y  asistentes sanitarios a la hora de identificar los problemas auditivos, sin embargo, estas personas no siempre tienen la capacidad y formación para detectarlos.
McShea subraya la importancia de formar a los cuidadores y asistentes sanitarios para que puedan detectar los problemas auditivos, ya que existen pruebas evidentes que demuestran que las personas con dificultades de aprendizaje experimentan una mejora significativa en su calidad de vida cuando comienzan  a utilizar audífonos.
Fuente:www.news-medical.net


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest