El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que afecta a la mayoría de los niños. Esta enfermedad puede causar complicaciones graves, entre las que se incluyen la pérdida de audición.
El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que afecta a la mayoría de los niños. Esta enfermedad puede causar complicaciones graves, entre las que se incluyen la pérdida de audición.
Según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades estadounidense, cerca del 30% de todas las personas que han tenido sarampión suelen padecer infecciones de oído y/o neumonía. La neumonía consiste en una infección de los pulmones, que en los casos más graves, puede causar la muerte en niños.
El Centro de Prevención indica también que las infecciones de oído suelen darse en uno de cada 10 casos de sarampión, y la consecuencia para algunos de ellos puede ser la pérdida de audición permanente. Los problemas auditivos aparecen porque los nervios del cerebro se dañan como resultado de una encefalitis, que es una condición que produce una inflamación cerebral.
El sarampión también puede provocar sordera. No obstante, en comparación con la rubeola, otro tipo de infección viral, el sarampión no causa una sordera congénita.
Los niños son vulnerables
El sarampión se trasmite a través del aire por contacto con las gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada. La enfermedad puede ser muy grave a cualquier edad, pero los niños menores de 5 años y las personas mayores de 20 son más propensos a padecer sarampión.
Los síntomas más comunes del sarampión incluyen un sarpullido creciente en la cara y la parte superior del cuello, fiebre alta, secreción nasal y la aparición de puntitos blancos en la lengua.
Vacunarse
El sarampión puede prevenirse fácilmente mediante vacunación. La Organización Mundial de la Salud, la OMS, recomienda que se vacune de forma rutinaria contra el sarampión a todos los niños. Vacunarse contra el sarampión es vital para evitar las enfermedades asociadas a esta infección, entre las que se incluye la pérdida auditiva.
Según la OMS, mientras que los brotes de sarampión han disminuido a nivel mundial en los últimos años, esta enfermedad sigue siendo muy común en países en vías de desarrollo, en particular, en ciertas zonas de África y de Asia.
Fuentes:www.cdc.gov ywww.who.org


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest