Después de que una persona se infecte por VIH, pueden pasar hasta tres meses hasta que el virus dé la cara en los análisis. Ese llamado 'periodo ventana' -durante el que

Después de que una persona se infecte por VIH, pueden pasar hasta tres meses hasta que el virus dé la cara en los análisis. Ese llamado 'periodo ventana' -durante el que existe un altísimo riesgo de transmitir la infección a otras personas-, puede reducirse apenas a 90 minutos gracias a un sistema pionero que prueban ya en un centro de diagnóstico de Barcelona.

"Durante la fase aguda de la infección, las cargas virales son altísimas, aunque las personas aún no han generado anticuerpos, por lo que el VIH es aún 'invisible' con los test convencionales", explica a EL MUNDO Ferran Pujol, director de BCN Checkpoint, un centro comunitario de diagnóstico del virus del sida gestionado por la ONG NOMS-Hispanosida.

Desde hace tres meses, este centro prueba en el contexto de un estudio el sistema GeneExpert, un análisis genético, capaz de detectar esas infecciones en fase aguda, incluso aunque los análisis convencionales hayan dado negativo para VIH. En los tres primeros meses, las 314 pruebas realizadas con este test han permitido detectar a tres personas que se habían contagiado en los últimos 14, 16 y 22 días (y que hubiesen dado negativo en el análisis rutinario).

Como aclara Pujol, que este jueves presentó los resultados en el contexto de una jornada benéfica en recuerdo a Freddie Mercury, el GeneXpert no está pensado como un test de VIH para toda la población, pero sí para detectar infecciones agudas (producidas en los últimos días) en población de riesgo, especialmente varones que han tenido relaciones sexuales con otros hombres.

"En los tres casos que hemos detectado en este tiempo, el VIH también se hubiese diagnosticado con los análisis habituales, pero más tarde", explica; es decir, en los análisis que se repiten al cabo de tres meses, pasado el periodo ventana en el que los anticuerpos comienzan a ser detectables.

Las ventajas de que una persona recién contagiada conozca su estatus de seropositivo son varias, según el director de BCN Checkpoint. En primer lugar, puede empezar a recibir inmediatamente tratamiento antirretroviral, justo cuando la carga viral (el número de copias del virus en su organismo) es más elevada, lo que permitirá que la infección tenga un impacto menor en su sistema inmune. "En un futuro ensayo, estas personas tratadas recién infectadas serán muy buenas candidatas para probar una vacuna terapéutica que les permita controlar el virus sin necesidad de fármacos", aclara Pujol.

Pero es que, además, iniciar el tratamiento tan precozmente frena también la cadena de transmisión del VIH a otras personas; porque es justo al principio, cuando la carga viral es más alta y los portadores aún desconocen que lo son, cuando hay mayor riesgo de que transmitan el VIH.

El resultado del GeneExpert, que está disponible en apenas 90 minutos, puede además ser obtenido por personal no sanitario, como destaca Pujol, cuyo centro diagnostica el 40% de los nuevos casos de VIH en hombres que tienen sexo con hombres en Cataluña. "Este grupo de población concentra actualmente el grueso de la epidemia de VIH y una herramienta de diagnóstico precoz así es muy importante", resalta, aunque admite que es pronto para generalizar su uso y que faltan aún los estudios de coste-eficacia sobre su uso.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest