Un estudio de la Universidad de Newcastle ha demostrado que las personas que pasaron infecciones infantiles son más propensos a sufrir pérdida auditiva a partir de los 60 años
Las infecciones en la niñez pueden causar pérdida de audición de mayor
10/09/2015
La salud tiene memoria. Un nuevo ejemplo que lo demuestra proviene de un estudio realizado por la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido, y que demuestra que las infecciones que se padecen en la infancia pueden provocar pérdida de audición de mayor. Y tener que usar un audifono de por vida. Según el citado estudio, las personas que han sufirdo infecciones de pequeños son más propensas a desarrollar problemas auditivos a partir de los 60 años. Entre las infecciones señaladas figuran la amigdalitis, la otitis media o episodios múltiples de bonquitis.La fiabilidad de esta investigación se basa en que lleva reopilando datos desde 1947. Desde esa fecha se ha realizado un seguimiento a  1.142 bebés de Newcastle para obtener información acerca de su estado de salud, crecimiento y desarrollo. Así, a la edad de 50-60 años, los participantes valoraron su aislamiento  social, las infecciones sufridas en la niñez, y se elaboró también un registro de su historial durante la adolescencia  y primeros años de la edad adulta. Además, desde el siglo pasado se les ha hecho un seguimiento del estado de salud, forma física y densidad ósea. Los resultados del estudio indican que es fundamental proteger la audición desde la infancia.  El investigador jefe del proyecto, el doctro Mark Pearce hace hincapié en que la pérdida de audición puede prevenirse después de los 60: “Nuestros hallazgos indican que aquellos que sufren infecciones en la niñez son más propensos a tener una pérdida de audición a partir de los 60. Reducir el índice de infecciones en la infancia puede ayudar a prevenir la pérdida de audición en la madurez”.
Fuente: hear-it.org


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest