Los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en el pescado pueden alterar la microestructura de las membranas cerebrales y modificar la actividad de los neurotransmisores dopamina y serotonina
ABC Pescado, una saludable manera de protegernos frente a la depresión
Comer una gran cantidad de pescado puede ayudar a frenar el riesgo de depresión, al menos en Europa, según sugiere un informe publicado en «Journal of Epidemiology & Community Health». La asociación entre una dieta rica en pescado y la salud mental parece producirse por igual en los varones y las mujeres.
La depresión afecta a cerca de 350 millones de personas en todo el mundo y se prevé que se convierta en la segunda causa de enfermedad en 2020. Algunos estudios previos han analizado el posible papel de los factores dietéticos en modificar el riesgo de depresión, pero los resultados han sido inconsistentes y no concluyentes.
Por tanto, los investigadores de la Universidad de Qingdao, en Shandong (China) combinaron los datos de estudios relevantes publicados entre 2001 y 2014 para evaluar la fuerza de la evidencia sobre la relación entre el consumo de pescado y el riesgo de depresión. Tras buscar en bases de datos de investigación, encontraron 101 artículos adecuados, de los cuales 16 fueron adecuados para incluirlos en el análisis. Estos 16 artículos incluían 26 estudios, con 150.278 participantes.
Diez de las investigaciones se eran estudios de cohortes, que implican el seguimiento de un grupo de personas que no tiene el trastorno durante un periodo de tiempo para ver quién lo desarrolla. El resto eran de sección transversal, es decir, que analizan la asociación entre un trastorno y otras variables de interés en una población definida en un solo punto en el tiempo o durante un breve periodo.

Fuente: ABC



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest