Un estudio realizado en España ha confirmado que los alimentos ricos en Omega 3 y ácido fólico ayudan a prevenir la presbiacusia
Una buena alimentación reduce el riesgo de presbiacusia
07/12/2015
El grupo de Neurobiología de la Audición del Centro de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, de la Universidad Autónoma de Madrid y el CSIC, está consiguiendo importantes avances en la lucha para reducir la incidencia de la presbiacusia. En este sentido, su investigación se está centrando en cómo afecta la nutrición a la pérdida auditiva progresiva. Ya en julio, este equipo de investigación dirigido por Isabel Varela-Nieto mostró que la suplementación a largo plazo con ácidos grasos omega-3 previene los cambios de expresión en el metabolismo de la homocisteína coclear y mejora la pérdida auditiva progresiva en ratones. Estos ácidos los encontramos en el pescado, el marisco, el tofú, las almendras y las nueces. Unos meses antes el mismo equipo difundió en Faseb Journal otro trabajo que revelaba que la deficiencia de ácido fólico induce la pérdida prematura de audición a través de mecanismos en los que está implicado el denominado estrés oxidativo coclear y el deterioro del metabolismo de la homocisteína. Algunos alimentos ricos en ácido fólico son, por ejemplo, los cacahuetes; garbanzos; lentejas; espinacas; coles y frutas como el melón, el aguacate, la naranja o el plátono. Según Varela-Nieto, "ya había algunos trabajos en este terreno pero, generalmente, cuando se siguen cohortes de personas mayores, no se suele analizar cómo oyen o cómo ven". La directora de este studio remarca que "en los casos publicados en que sí se ha estudiado la audición, hemos encontrado un par de trabajos que la relacionaban con la nutrición y el envejecimiento. De ahí surgió la idea de reproducir los resultados en un modelo en el que se puedan probar los mecanismos".
Fuente: Diario Médico


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest