Tras un estudio realizado durante 6 años con 15.237 personas que caminan y 32,216 que corren, un científico del Laboratorio Natcional Lawrence Berkeley ha demostrado que gastamos menos energía caminando que corriendo, y que las personas que habitualmente se ejercitan a la carrera son más delgadas.

¿Es más fácil soltar los kilos que nos sobran corriendo o caminando a paso ligero? Tras un estudio realizado durante 6 años con 15.237 personas que caminan habitualmente y 32,216 que salen a correr varias veces por semana, científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de California (EE UU) han demostrado que gastamos menos energía caminando que corriendo, así como que las personas que habitualmente se ejercitan a la carrera son más delgadas. Las conclusiones del estudio se han publicado en la revista especializada Medicine & Science in Sports & Exercise. Según la investigación, la pérdida de peso y la variación en el Índice de Masa Corporal (IMC) puede llegar a ser un 90% superior por cada hora dedicada a correr en lugar de a caminar, especialmente en personas con sobrepeso y obesas.

Fuente: Muy Interesante



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest