Según señalan los expertos en estas fechas que están a puntito de llegar subimos entre 2 y 5 kilos de peso, algo totalmente desproporcionado que pasará factura no sólo a nuestra línea, sino a nuestra salud. En Knowi nos dejan algunos consejos para no pasarnos con los kilos esta Navidad.

- No comer antes de tiempo. En las comidas o cenas navideñas lo más normal es reunirse con amigos o familiares. Y como siempre unos llegan antes que otros, si eres de los que te has presentado puntual y te toca esperar a que llegue el resto, es muy probable que te enfrentes ya a la mesa repleta de comida y te entre hambre. Aguanta estos minutos sin picotear algo y espera a que dé comienzo la comida, si no te ves capaz de esto siempre puedes optar por retrasar tu aparición. A veces ser impuntual puede ser una ventaja.

-Nada de picoteo. Una vez sentados a la mesa tenemos la opción de empezar a picotear antes de que lleguen los platos principales. Aquí es donde nos la jugamos, porque este picoteo no nos quitará el hambre, así que contrólate, no te centres sólo en la comida, hablar con unos y otros mantendrá tu atención alejada de la comida.-No te excedas todos los días, que en Navidad se cometen excesos vale, pero no lo uses como excusa todos los días. Tras un día en que te has pasado con la comida puedes compensarlo con uno o varios días un poco más restrictivos.

-Deporte y más deporte. Tenemos tiempo suficiente entre celebración y celebración para hacer ejercicio y quemar las calorías extras consumidas estos días. Así que no seas vago y sal a correr, patina sobre hielo, camina, vete al gimnasio, esquía, juega al padel, fútbol...

-Cocina al vapor, al horno o a la plancha son las mejores formas de cocinar para no pasarnos con los excesos.

-El alcohol sólo nos aporta calorías vacías. El alcohol en estas fechas está siempre presente, es una época para brindar pero si sabemos con qué podemos evitar también una gran cantidad de calorías, optar por vino, sidra, champán o cava es mejor que hacerlo por bebidas de mayor graduación, que si además van mezcladas con algún refresco se convierten en una bomba calórica.

-El turrón es el postre típico navideño y está bien comerlo, pero no lo conviertas en el postre habitual de todos los días y si lo haces, mejor que sea el tradicional, el de almendras, mucho menos calórico y más saludable. También puedes intentar sustituirlo por un chocolate con alto porcentaje de cacao que se ha asociado a personas con bajo porcentaje corporal y contribuye a prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

Fuente: Que.es



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest