MADRID, (EP). La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su campaña 'Únete a la tropa supersana. Descubre tus poderes', ha recomendado aprovechar las fiestas navideñas para introducir nuevos sabores en la dieta de los niños, además de no descuidar los buenos hábitos saludables en relación a la alimentación, el ejercicio físico y la prevención.

Los pediatras han explicado que, dado que en esta época del año se celebran muchas comidas y cenas en familia, es una buena oportunidad para que los más pequeños descubran nuevos sabores gracias a los platos tradicionales de estas fechas. "La variedad de productos da la oportunidad a los niños de ampliar su paladar, siempre teniendo en cuenta las edades recomendadas para comenzar a tomar cada alimento", ha señalado el coordinador del Comité de Nutrición, el doctor José Manuel Moreno.

El doctor ha destacado la importancia de la moderación a la hora de comer, debido a los excesos de alimentos que se suelen dar estos días. Por ello, ha recomendado a los más pequeños comer en pequeñas cantidades y evitar los atracones, enseñándoles a masticar despacio y en tragos pequeños para evitar atragantamientos y digestiones pesadas. Para mejorar estas digestiones, el especialista ha recomendado terminar las comidas con una fruta; y en el caso de los turrones y dulces típicos de Navidad probarlos, pero sin abusar.

Acompañar los buenos hábitos alimenticios con el ejercicio físico es otra de las recomendaciones de la AEP. "Los niños deberían realizar una hora de ejercicio diario, ya que la interrupción de las actividades extraescolares y el frío de estas fechas pueden favorecer el sedentarismo".

Una buena forma, según el coordinador del Comité de Actividad Física de la AEP, el doctor Gerardo Rodríguez, es regalándoles juguetes que animen a practicarlo: una pelota, una bicicleta o unos patines son regalos ideales para que se diviertan a la vez que ejercitan su cuerpo.En este caso, el especialista ha recordado que no hay que olvidar las protecciones necesarias (casco, rodilleras y coderas) para practicar deporte de forma sergura.

La seguridad de los niños también es un elemento importante a tener en cuenta, ya que las decoraciones navideñas y las reuniones familiares hacen que la casa esté más ajetreada que de costumbre. Por ello se debe ser más cauto y no descuidar las medidas de seguridad.

"Para evitar posibles accidentes, es conveniente identificar posibles peligros (escaleras, bolas, chimeneas, enchufes) y tomar medidas preventivas para evitar que se acerquen a ellos", ha recordado el coordinador del Comité de Seguridad y prevención de Lesiones no Intencionadas en la Infancia, el doctor Santiago Mintegi.

Preparar un espacio especial para los niños, con una decoración adecuada a su edad y que no suponga un peligro, es una buena forma de evitar riesgos en casa según los expertos, ya que de esta forma, saciarán su curiosidad y podrán jugar sin miedo a hacerse daño.

El frío es otro elemento a prevenir en Navidad. Además de abrigarse correctamente, el coordinador del Comité Asesor de Vacunas, el doctor David Moreno, ha afirmado que "es bueno valorar la posibilidad de vacunarse de la gripe si uno va a rodearse de bebés y personas mayores, además de extremar las medidas de higiénicas para evitar posibles contagios".

Fuente: www.valenciaplaza.com



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest