Probablemente no lo sepas pero el cansancio puede tener en tu cuerpo unas consecuencias destructivas. Si piensas que dormir no es demasiado importante y que tarde o temprano te acostumbrarás a la nueva situación, tienes que saber que estás muy equivocado. A continuación te vamos a citar algunos de sus efectos más importantes para que…

Probablemente no lo sepas pero el cansancio puede tener en tu cuerpo unas consecuencias destructivas. Si piensas que dormir no es demasiado importante y que tarde o temprano te acostumbrarás a la nueva situación, tienes que saber que estás muy equivocado.

A continuación te vamos a citar algunos de sus efectos más importantes para que los puedas valorar y tener muy en cuenta de cara al futuro.

Lo primero que tienes que saber es que la falta de sueño puede afectar de forma muy negativa a la memoria. Los expertos aseguran que el hipocampo es una parte del cerebro en donde se almacenan los recuerdos y que no descansar lo suficiente puede llegar a pasarle factura.

Seguro que esto te ha pasado en más de una ocasión. ¿Cuántas veces no hemos dormido lo suficiente y nos hemos despertado de muy mal humor? 

Esto tiene su explicación científica: el cerebro está dividido en varias partes desde donde se regulan los sentimientos. El problema de no dormir es que dificulta la conexión entre las diferentes partes lo que hace que cualquier cosa la podamos ver como un problema; es decir, que no sabremos afrontar la situación de una forma lógica y razonable.

El cerebro se encarga de filtrar todos aquellos estímulos que no son reales… pero siempre y cuando se encuentre descansado y alerta. El problema viene en el momento en el que no descansamos lo suficiente y esa filtración no se hace de una forma efectiva.

Será entonces cuando se produzca el verdadero caos: el cerebro no será capaz de distinguir lo que es real de lo que no lo es por lo que nos parecerá ver cosas que, quizá, no se encuentren allí.

La ciencia todavía no es capaz de explicar el por que, pero es un hecho. Al parecer, si no dormimos lo suficiente (o dormimos demasiado) se producen cambios en los lóbulos frontales y estos, a su vez, producen dolor.

Puede parecer algo exagerado pero no lo es en absoluto. El hecho de no dormir de forma correcta podría llegar a matar algunas células de tu cerebro… lo peor de todo es que no siempre el daño se puede llegar a reparar. Para evitar que esto ocurra tendrás que dormir unas 8 horas al día.

Ahora ya sabes lo perjudicial que puede ser la falta de sueño por lo que deberías tener mucho cuidado con ello.

Fuente: Noticias Interesantes



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest