España se ha convertido en un referente gastronómico y nutricional a nivel mundial y mucha culpa de ello la tiene el estudio PREDIMED, que significa Prevención con dieta mediterrán

El libro 'Predimed, date el gusto de comer sano' enseña trucos y consejos para seguir la dieta mediterránea

Nunca es tarde para adherirse a esta dieta, pero es fundamental que los padres enseñen a sus hijos desde pequeños

España se ha convertido en un referente gastronómico y nutricional a nivel mundial y mucha culpa de ello la tiene el estudio PREDIMED, que significa Prevención con dieta mediterránea. Según los expertos, es el mayor estudio que se ha hecho nunca sobre nutrición a nivel mundial.

En 2003 y con la financiación del Instituto de Salud Carlos III, se puso en marcha este trabajo español que se realizó sobre 7.447 personas que eran susceptibles de tener enfermedades cardiovasculares. A todos ellos se les hizo un seguimiento de cinco años y las conclusiones fueron claras: la dieta mediterránea protege frente a los problemas del corazón que son la primera causa de muerte en el mundo.

Las conclusiones de este estudio se publicaron en el año 2013 en The New England Journal of Medicine señalaban que la dieta mediterránea, acompañada de aceite de oliva virgen extra o frutos secos, reduce la incidencia de ataques al corazón, de derrames cerebrales o muertes cardiovasculares en un 30% (Todo sobre el estudio Predimed).

Dos años más tarde, el estudio siguió aportando nuevos datos, publicados esta vez en la revista JAMMA: "Las mujeres que tomaban unas cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día, reducía el riesgo de sufrir un cáncer de mama hasta un 68%".

Otros efectos positivos de la dieta Predimed están en la diabetes tipo II, la depresión, la función cognitiva, o la fibrilación auricular. Se están estudiando en este momento los efectos sobre otros tipos de cánceres, pero lo que ha quedado demostrado es que una mala alimentación es uno de los factores de riesgo de muchas enfermedades, incluido el cáncer.

Los medios de comunicación de todo el mundo, nacionales e internacionales, se hicieron eco de estos resultados, curiosamente sobre todo en los internacionales, especialmente en los EEUU. Sin embargo, faltaba algo importante: acercar lo probado científicamente a la población general.

"Todos los datos y conclusiones que hemos ido consiguiendo a lo largo de estos años están en publicaciones científicas, y queremos trasladárselos a la gente", explica a EL MUNDO uno de sus autores, el catedrático Miguel Martínez-González, del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra y codirector del estudio Predimed.

Por ello, y con este fin, se presentó ayer en Madrid el libro 'Predimed, Date el gusto de comer sano' (EUNSA). "Se trata de un libro ilustrado que expone de forma sencilla y clara todo lo que nosotros hemos aprendido en estos años haciendo investigación científica de largo plazo", afirmó Martínez-González. La obra aporta además consejos, trucos, recetas de temporada y diverso menús que te ayudarán a seguir los patrones de esta dieta.

No se trata de 'otro libro más de dietas y alimentación' sino de un libro que está basado en el mayor estudio de nutrición que se ha hecho nunca el mundo. Tal es su importancia que, entre otras evidencias, "las recientes Guías Dietéticas Americanas citan el estudio hasta 82 veces", señaló. Así, "la gente con este libro va a poder seguir este patrón de dieta que es saludable y te da el gusto de comer sano, porque agradable al paladar", dijo este profesional. "No somos aún conscientes del gran avance que supone este estudio", añadió por su parte Marisol Guisasola, experta en temas de Nutrición.

"Nunca es tarde para adherirse a los patrones de la dieta mediterránea, pero siempre cuando antes mejor", afirmó Ana Sánchez-Tainta, graduada en Nutrición y Dietética y una de las autoras del libro. Si no sigues todavía una dieta Predimed, el libro te enseña de forma progresiva, y no de golpe, los pasos a seguir. El libro contiene un test de 14 preguntas para saber si tu alimentación es cercana o no a esta dieta. Si tu dieta no es adherente a ella, te dice cuáles son los pasos a seguir.

Algunos de los mitos que se destierran es que no todas las grasas son malas, como se piensa y los frutos secos no engordan. Efectivamente, tal y como explicaron los profesionales, no todas las grasas son malas, y los frutos secos constituyen uno de los principales alimentos de nuestra dieta.

Martínez-González explica algunos de los mitos más frecuentes. Uno de ellas es que no se debe usar usar aceite oliva virgen extra para freír. Esto es totalmente erróneo. Otro mito es que todo carne es mala y es más saludable adherirse a una dieta vegetariana. Falso también. Las carnes no hay que eliminarlas de la dieta, mejor tomar carne de ave, en vez de carne roja y procesada: no hay que eliminarlas sino reducir su consumo.

Otro de los mitos son que los pescados grasos y azules son malos porque tiene mucha grasa y es todo lo contrario. Precisamente el tipo de grasa que tienen es buena. Y por último, que los frutos secos engordan. Nada de eso. Además, se puedan tomar como postres, como aperitivo, como snack. Las únicas advertencias es que no estén fritos y que no tengan mucha sal. Mejor crudos.

Uno de los aspectos que los profesionales quisieron destacar son las legumbres. "Las legumbres son esenciales en la dieta, y parece que a veces las dejamos un poco de lado", comentó Sánchez Tainta. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, ha declarado este año 2016 como el 'año internacional de las legumbres'.

Los autores de esta publicación han recordado la importancia de educar en alimentación desde la infancia. "Es importante que los padres trasmitan a sus hijos dieta mediterránea, se educa probando e incorporando productos poco a poco en la alimentación de los pequeños. Los padres tienen una labor muy importante", concluyó Sánchez-Tainta.

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest