Los ositos pueden ser peligrosos, tanto como Adolf Hitler, Muammar Gaddafi o Kin Jong Il. Ése es el mensaje que lanza la campaña publicitaria emprendida por la Asociación Noruega d

Noruega lanza una campaña para prevenir el asma infantil

La campaña apunta lo peligrosos que pueden ser si no se lavan regularmente

Los ositos pueden ser peligrosos, tanto como Adolf Hitler, Muammar Gaddafi o Kin Jong Il. Ése es el mensaje que lanza la campaña publicitaria emprendida por la Asociación Noruega del Corazón y el Pulmón (HLH) para prevenir el asma infantil así como otras alergias.

Según la organización, el número de niños asmáticos en el país escandinavo se ha multiplicado por cuatro desde la década de los 70, y en la actualidad un 20% de ellos padecen la enfermedad respiratoria.

Para prevenirla, consideran, hay que comenzar por los propios dormitorios de ahí que la campaña, elaborada por la agencia Kitchen, ponga su foco en los peluches de los niños. "Centrándonos en los cuartos infantiles queremos detener el problema del asma y las alergias antes incluso de que comiencen a desarrollarse. La campaña apunta lo peligrosos que pueden ser los peluches si no se lavan regularmente", explicó el creativo Bendik Romstad al diario The Local.

Según la HLH, esto debería hacerse cuatro veces al año y a una temperatura de 60º para prevenir el asma en los más pequeños, que en Noruega afecta tanto a quienes viven en ciudades como en el campo. Entre sus recomendaciones para evitarla destaca la relativa al tabaco, puesto que "aumenta el riesgo de infecciones respiratorias, que a su vez puede causar dolencias similares al asma". En eso coincide con la Asociación de Médicos de Noruega, que propuso hace unas semanas que se prohíba la venta de tabaco a los nacidos a partir del año 2000 con el objetivo de lograr una generación libre de tabaco.

Este llamamiento, en cambio, no ha sido tan llamativo como la efectiva campaña, lanzada el pasado 11 de enero. Aun así, ha contado con detractores. Especialmente en lo que respecta a Adolf Hitler. El líder de la comunidad judía en Noruega, Ervin Kohn, manifestaba su disconformidad y se preguntaba en el diario Aftenposten si se utilizaría a Anders Breivik, responsable del mayor acto terrorista en Noruega, del mismo modo.

"El uso de Hitler para llamar la atención funciona, pero Hitler fue un asesino de masas. Me pregunto si usted usaría a Anders Breivik para intimidar de la misma manera", explicó. No obstante, la agencia antes de lanzar la campaña contactó con la comunidad judía noruega para preguntar si se sentiría ofendida, y la respuesta fue negativa. Así, lo explicó el secretario general de HLH, Trond Solvang, al mismo diario, quien añadió que los padres consultados "mostraron una sonrisa".

Fuente: El Mundo



Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest