Implante Carina G4. Explicación de su función además de las partes que lo componen.

Carina G4 es un sistema que se implanta por detrás de la oreja y por debajo de la piel lo que permite tener el canal auditivo del paciente completamente libre. El implante Carina rodea el oído medio, la membrana timpánica y parte de la cadena de huesecillos de forma que entra en contacto directo con las partes anatómicas del oído medio y así estimular de forma más directa.
 
Este implante tan solo está destinado para personas adultas con pérdida auditiva de moderada a severa. Destinada sobre todo a usuarios que hayan utilizado audífono y tengan ya cierta experiencia previa o para aquellas personas que por problemas anatómicos no puedan beneficiarse de un audífono tradicional con sonido amplificado por vía aérea.
 
El funcionamiento es muy similar al de otros dispositivos implantables., compuesto por un micrófono, procesador, bobina y transductor alojado en el oído medio. Mediante el micrófono recoge la señal y es procesada, a partir de ahí entra en funcionamiento el transductor que mediante una punta con movimientos estimula los huesecillos como si las vibraciones sonoras procediesen directamente del tímpano y de aquí al oído medio el recorrido del sonido es totalmente natural, huesecillos, cóclea y nervio auditivo.
 
Aporta gran discreción teniendo como único inconveniente la necesidad de una intervención quirúrgica y un estudio audiológico previo para poder ser candidato a este tipo de prótesis auditiva, así como un estudio médico para detectar cualquier anomalía que pueda contraindicar el implante como puede ser una otitis media crónica, entre otras.
 


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest