Mantenimiento general de los audífonos para un correcto cuidado y alargar el buen estado de los mismos.

Los audífonos necesitan de varios y sencillos cuidados mínimos para evitar fallos en el circuito electrónico y cualquiera de sus componentes.
 
Al tener componentes electrónicos debemos de tener en cuenta que no se deben de mojar ya que la humedad puede dañar sus componentes y debemos de tener especial cuidado con la limpieza de los mismos.
 
En muchas ocasiones se utilizan pequeñas cajas eléctricas o pastillas destinadas a des-humidificar el audífono, ya que aunque no entre en contacto directo con algún líquido, mismamente del propio sudor del usuario o del clima de la zona puede entrar humedad al interior del audífono. Una medida que se debe de tomar en cuenta para evitar que se humedezca es el abrir el porta pilas durante las noches, de esta forma desconectaremos el audífono mientras no se está usando y contribuye a la eliminación de humedad por la circulación del aire.
 
Debemos de tener en cuenta también la limpieza ya que influye directamente en la calidad de audición del usuario. Si por ejemplo el molde o el tubo está tapado de cera el sonido no podrá continuar al interior del oído por lo que el paciente no escuchará o lo hará a un volumen bajo. Para mantener la limpieza de los moldes auditivos o del audífono en ocasiones se entrega también un líquido el cual ayuda a que la cera se disuelva para su posterior eliminación. Debemos de recordar que no se puede mojar directamente el audífono.
 
La suciedad también puede influir en el deterioro de los componentes del audífono principalmente en el uso de intraauriculares ITC o CIC los componentes electrónicos y la carcasa se encuentra en contacto directo con el conducto auditivo donde hay cera. A menudo este tipo de audífonos utiliza sistemas de filtro para retener la cera y evitar que pase al interior del audífono, pero sobre todo en los casos en el que la cera sea muy líquida, ésta puede penetrar al interior afectando el primer lugar al auricular y dando lugar a la obstrucción del mismo y el posible deterioro.
 
En audífonos retro-auriculares o openfit todos los componentes electrónicos están alojados en la carcasa que se posiciona detrás de la oreja, por lo que no existe daño posible causado por cera, al contrario que en los modelos RIC, que al ir el auricular alojado en el interior del conducto auditivo, éste puede sufrir daños también por la cera al igual que en el caso de los intra-auriculares.
 
Para evitar esto, debemos de limpiarlos de acuerdo con la cantidad de cera del usuario. En muchas ocasiones estas limpiezas se llevan a cabo periódicamente en los centros auditivos, aunque también puede ser realizado por parte del usuario sin mayor complejidad.
 
 


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest