Una pérdida auditiva es una sensibilidad reducida a los sonidos que normalmente puede oír el ser humano.
Una pérdida auditiva es una sensibilidad reducida a los sonidos que normalmente puede oír el ser humano.
Existen distintos tipos y grados de pérdida auditiva que, en la mayoría de los casos, pueden tratarse.
Algunos signos y síntomas típicos de la pérdida auditiva son los siguientes:
Más información sobre signos y síntomas
Al igual que ocurre con la vista, la edad afecta al funcionamiento del oído. El deterioro de la visión hace que, gradualmente, nos resulte más difícil leer la letra pequeña. Sin embargo, la pérdida auditiva funciona de otra manera y puede hacer que nos resulte más difícil oír determinadas sílabas y sonidos. Por ejemplo, las consonantes fricativas, como la "f" y la "s", u oclusivas como la "t" quedan fácilmente ahogadas por vocales como la "a", la "o" o la "u".


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest