Una de cada seis personas mayores de 50 años tiene problemas auditivos y requiere algún tipo de ayuda para la amplificación de los sonidos. La pérdida auditiva va de leve a media, grave y profunda.
Una de cada seis personas mayores de 50 años tiene problemas auditivos y requiere algún tipo de ayuda para la amplificación de los sonidos. La pérdida auditiva va de leve a media, grave y profunda.
Cuando se tiene una pérdida auditiva leve, nuestra capacidad para entender el habla disminuye. Las personas que sufren de una pérdida auditiva profunda no pueden comprender el habla.
En cada nivel de pérdida, muchos tipos de sonidos se hacen difíciles de oír o simplemente no se pueden oír. Sonidos como el canto de los pájaros, las voces bajas o aparatos como el teléfono resultan difíciles de oír.


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest